Antonio Resines: “Soy pobre y una bestia sexual”

El actor regresó a `La Resistencia´ para presentar su nuevo trabajo `Sentimos las molestias´, y volvió a dar muestras de su gran sentido del humor.

El actor Antonio Resines ha regresado  al programa presentado por David Broncano después de varios meses de ausencia, para promocionar su nueva comedia: Sentimos las molestias. Una serie de Movistar+ que protagoniza junto a Miguel Rellán y que estará disponible a partir del 8 de abril. Antonio Resines aprovechó su reaparición para volver a incidir la necesidad de ayudar a la Sanidad pública, hizo un repaso sobre su traumática experiencia en la UCI, y no dudó en responder a las clásicas preguntas del programa.

Antonio Resines regresó el pasado jueves a La Resistencia, un programa en el que había dejado grandes momentos como colaborador y en el que volvió a dar muestras de su gran sentido del humor. El actor comenzó su intervención recalcando la necesidad de ayudar a la Sanidad pública: "Las he pasado putas en el hospital y quiero hacer un pequeño canto hacia ellos. Que sigan contratando gente porque hacen falta más medios". Resines admitía que “sé que los impuestos no gustan a nadie y que podemos pensar que están mal distribuidos, pero una parte va a la Sanidad pública y les hace falta más dinero". Un Antonio Resines que no dudó en elogiar a los sanitarios, y que volvió a insistir en la importancia que tiene resolver esta situación: "Si os pasa algo grave, id a la pública, son buenísimos, pero les falta personal, medios... están asfixiados. Los famosos contratos Covid que les hicieron se están acabando. Es cuestión de dinero" añadía el actor, en un programa que fue grabado durante la tarde del pasado lunes.

En su vuelta al programa presentado por David Broncano, Antonio Resines demostró que está recuperado de su paso por el hospital. Y es que, el actor pasó un total de 48 días ingresado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. “Me quería morir, ya no podía más. De hecho, se lo dije a los médicos” comentaba hace unos días. Un largo ingreso provocado por un contagio de coronavirus que le provocó “una insuficiencia respiratoria aguda que derivó en una neumonía bilateral”, y que hizo que le dieran un 97% de probabilidades de morir. Resines también explicó como había llegado a delirar durante su estancia en el hospital, donde mezclaba continuamente sus sueños con la realidad: “Yo estaba en mi mundo. Lo curioso es que según vas estando mejor o peor de salud, el mundo en el que está tu mente también es mejor o peor” comentaba. “En mi mente yo estaba en un sitio muy parecido al que estaba. Era como una especie de UCI” añadía el actor.

El cántabro admitió que tras su alta hospitalaria “tuvo que estar durante varios días disculpándose con todo el personal sanitario” que había permanecido a su lado durante su larga estancia. Y es que, tal y como afirmaba el propio actor “me despertaba de repente de golpe y me pensaba que todos los médicos eran etarras y querían matarme”. Una obsesión que le persiguió durante varias semanas y que le llevó a estar continuamente en alerta: “Yo he acabado enterrado tres veces en la puerta de Alcalá. Siempre me mataban. Estaba en permanente estado de amenaza, pero de vez en cuando me daba la risa” apuntaba el actor. También admitió que estaba convencido de que “le habían instalado un microchip” y que “tenia que conseguir grandes cantidades de dinero para no morir”.

En su vuelta al show más popular de Movistar+, el cántabro volvió a dar muestras de su gran sentido del humor, y no dudó en emplearlo a la hora de contestar a las clásicas preguntas del programa: "¿Si tuviera ese dinero iba a venir a un programa como La Resistencia? ¡Ni de coña! Ni aquí ni a ninguno. Pero vamos, que ya te he contestado lo del dinero, que no tengo un puto duro". Instantes después, Broncano le recordó “que la primera vez que acudió al programa confesó que tenía 11 millones de euros”. Una afirmación que Resines replicaría rápidamente: "Ahora no tengo nada de dinero en el banco, la recuperación del coronavirus me ha llevado muchos gastos" añadía el actor. Un Antonio Resines que tampoco esquivó la famosa pregunta de las relaciones sexuales, saliendo del paso con una más que ingeniosa respuesta: "Después del trance que he pasado son brutales. Los corticoides provocan erecciones bestiales, como un caballo", afirmaba Resines. Una respuesta que no tardaría en desatar los aplausos y las risas de todos los presentes en Teatro Príncipe Gran Vía. Una pequeña ovación tras la que el actor concluyó con un: "Ha quedado claro: Soy pobre y una bestia sexual" que volvió a levantar al púbico de sus asientos.

Continúa leyendo