Vídeo de la semana

Así es la casa que tienen a la venta Sara Carbonero e Iker Casillas

La periodista y el guardamenta tienen puesta a la venta su casa de La Finca en la que vivían antes de trasladarse a Oporto debido el trabajo del futbolista

Sara Carbonero e Iker Casillas
Gtresonline

Tras la salida de Iker Casillas del Real Madrid, el guardameta y Sara Carbonero se trasladaron a Oporto para que el futbolista pudiera seguir cumpliendo sus compromisos profesionales. Después de cinco años viviendo fuera de España, han puesto punto y final a esta fructífera etapa de su vida y regresan a Madrid con nuevos objetivos laborales. Si todo apuntaba a que volverían a su impresionante chalet situado en una de las zonas más exclusivas de la capital, La Finca, lo cierto es que no, porque está a la venta por 5 millones de euros, tal y como ha podido saber Diez Minutos. La propiedad se vende por cinco millones de euros, teniendo en cuenta que se la compraron en 2014 a Lydia Bosch y su expareja, Alberto Martín por 2.6 millones de euros.

El mismo medio asegura que la pareja puso la casa a la venta en abril (así figura en idealista.com), que coincide con el mes en el que Iker Casillas adquiriera el piso de Pintor Rosales y el que solo está escriturado a su nombre. Todo apunta a que puede que la familia se instale en este nuevo inmueble. Gracias (una vez más) a las redes sociales hemos podido averiguar con qué lujos cuenta la vivienda que está a la venta. Sara Carbonero ha ido publicando en su perfil de Instagram algunos de los rincones de la que ha sido su casa durante algunos años.

En una de las fotografías en las que aparece la escritora, se pueden apreciar las dimensiones del salón y el estilo relajado que tiene. Cuenta con un sofá nude y espejos boho colgados en la pared, así como una mesa de madera que es donde suele trabajar. Otra de las zonas que se han podido descubrir con pinceladas es la que estancia en la que aparece un enorme aparador de madera de lo más original que está tallado a mano. El estilo general del que fue su hogar es muy acogedor y cuenta con detalles en color tierra, grises y con mucha personalidad. Con todo lujo de instalaciones no podía faltar la piscina en la que han podido disfrutar de grandes y relajados momentos con sus hijos. 

Borrón y cuenta nueva para la pareja que las últimas semanas ha estado en el punto de mira por una supuesta crisis matrimonial que se han encargado de desmentir a través de las redes sociales. Iker y Sara están pasando algunos días de este verano atípico en el pueblo del guardameta, en familia y felices. Su llegada a la capital es sinónimo de nuevos comienzos para ambos. Mientras Sara Carbonero podría volver a la que siempre ha sido su casa, Mediaset, Casillas lo hará como asesor del Real Madrid tras una llamada de Florentino Pérez.

Continúa leyendo