Britney Spears cumple su sueño tras 14 años de lucha: está embarazada de nuevo

La cantante ha anunciado este lunes que ya espera al que será su tercer hijo, el primero que tendrá junto a su prometido Sam Asghari.

La cantante Britney Spears ha anunciado este lunes a través de su cuenta de Instagram que está embarazada de su tercer hijo. Una buena nueva que ha cogido por sorpresa a todos sus fans, que no han dudado en felicitar a la artista a través de esta red social. La cantante de 40 años de edad volverá a ser madre dentro de nueve meses, algo que parecía impensable hace poco mas de un año. Este será el primer hijo que Britney Spears tendrá junto a su nueva pareja Sam Asghari, con el que mantiene una relación desde hace cinco años. La cantante no ha dudado en compartir su alegría por esta gran noticia, en un post en el que también ha querido hablar abiertamente sobre la `cara B´ del embarazo.

La compositora estadounidense volverá a disfrutar de la maternidad después de haber cumplido la cuarentena. Una noticia que ella misma se ha encargado de comunicar a sus más de 40 millones de seguidores en esta red social, a través de una extensa publicación en la que cuenta cómo se animó a realizarse la prueba de embarazo, después de haber ganado algo de peso en los últimos días: "Perdí mucho peso para ir a mi viaje a Maui solo para recuperarlo después... Pensé: 'Caramba... ¿qué le ha pasado a mi estómago?' Mi marido dijo: '¡¡¡No, estás empachada tonta!!!' Así que me hice una prueba de embarazo... y uhhhhh bueno... voy a tener un bebé", explicaba la artista con todo detalle.

Britney Spears y Sam Asghari
Gtres

Este será el primer hijo que Britney Spears tenga con su prometido Sam Asghari, con el que ya lleva cinco años de relación. Este se convertirá en el tercer hijo de la artista, quien ya tuvo dos con su exmarido Kevin Federline: Sean Preston y Jayden James, de 15 y 16 años respectivamente. La cantante comparte vida desde hace ya un lustro con el modelo y entrenador personal de origen iraquí, quien es 12 años menor que ella. Britney Spears también adelantó que saldrá menos a la calle para evitar las fotografías de los paparazzi, y confesó que sus dos anteriores embarazos fueron bastante complicados, ya que llegó a sufrir depresión perinatal: “Cuando estuve embarazada tuve una depresión... Debo decir que es horrible”. La artista también ha asegurado que practicara mucho yoga durante este nuevo embarazo para tratar de afrontar el proceso de la mejor forma posible.

La autora de grandes éxitos como Toxic o Baby One More Time también ha querido aprovechar para romper una lanza a favor de las madres, al hablar abiertamente de un tema que según ella no termina de estar bien visto socialmente: "En ese momento las mujeres no hablaban de ello porque había gente que lo consideraba peligroso si una mujer se quejaba así teniendo un bebé dentro... Pero ahora las mujeres hablan de ello a diario. Gracias a Dios ahora no tenemos que guardar ese dolor como si fuera un secreto" añadía la cantante. Una Britney Spears que volverá a cumplir su sueño de ser madre después de la polémica tutela paternal a la que se ha visto sometida durante más de 14 años.

Fans Britney Spears
Gtres

Y es que Britney ya había manifestado públicamente en junio del pasado año su deseo de ser madre de nuevo. Una confesión que llegó en medio de la primera vista judicial que la cantante tenía en dos años, para terminar con la custodia legal de su padre, Jaime Spears: “Quiero casarme y tener un bebé” afirmaba entonces la artista. Y es que la artista llevaba entonces más de 13 años sometida a una tutela financiera y personal por parte de su padre, que le obligaba entre otras cosas a llevar instalado un DIU. Un control que le impedía cumplir su deseo de ser madre de nuevo, además de exigirle que tomara una serie de medicamentos psiquiátricos y que acudiera a terapia tres veces por semana. “Mi papá y todos los involucrados en esta custodia, incluida mi mánager, deberían estar en prisión” comentaba entonces la artista. El noviembre del pasado año el Tribunal Supremo de California ponía fin a los más de 13 años de tutela de la cantante. La jueza californiana Brenda Penny ponía entonces punto final al drama familiar de la familia Spears. Ahora, cinco meses después de lograr su ansiada libertad, Britney Spears por fin ha podido anunciar una noticia que llevaba años esperando.

Continúa leyendo