Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas, enamorados de Mallorca, disfrutan de una jornada en altamar

El matrimonio se ha escapado hasta la isla para poder disfrutar de unos días de desconexión junto a su familia

No son pocos los rostros conocidos que se han desplazado hasta Palma de Mallorca para así poder desconectar tras pasar un tiempo confinados con motivo de la crisis del coronavirus. Uno de los matrimonios que ya son asiduos a pasar unos días en la isla son Catherine Z-Jones y Michael Douglas. Esta vez se han dejado ver a borde de un enorme barco que tiene todo lujo de detalles. De hecho, tiene una pequeña lancha para desplazarse a la costa siempre que quieran. Con unas enormes gafas de sol y un kimono fluido, la intérprete disfrutaba esos ansiados días de vacaciones.

Catherine Z-Jones y Michael Douglas
Gtresonline

Por su parte,Michel Douglas también se relajaba con un conjunto confort compuesto por una camiseta blanca, bañador rosa y gorra azul marino. El actor miraba relajado a la infinidad del océano mientras navegaba. Sin embargo, no es el único lujoso plan que pueden realizar en Mallorca, pues tiene en su poder una exclusiva mansión que compartía con la que fue su mujer, Diandra Lucker, pero que ya es suya en su totalidad al pagarle la parte correspondiente.

Catherine Z-Jones y Michael Douglas
Gtresonline

Se localiza en la isla de s’Etaca, ubicada en Valldemossa y tiene una curiosa historia detrás. Alguna de las escenas de la exitosa serie de White Lines han sido grabadas en la propiedad de Douglas. Eso sí, no ha sido nada económico, pues Netflix ha podido pagar la friolera cifra de 40.000 euros semanales, y en total 80.000. "El equipo solo podía disponer del jardín, algunos salones, la enorme piscina y los alrededores de la finca pero no podían vivir dentro de las estancias privadas del palacete", revelaban fuentes de la propiedad.

Catherine Z-Jones y Michael Douglas
Gtresonline

Desde hace aproximadamente un mes, el feliz matrimonio goza de la isla y de su privacidad (en la medida de lo posible). Fue Catherine Z-Jones quien dio pistas de su llegada a través de su perfil de Instagram. Lo hizo con una publicación en la que aparece tumbada en una de las terrazas de S’ Estaca. Además, con su llegada a la isla, y según el alcalde de Valldemossa, Nadal Torres, ha afirmado que: "Siempre ha sido bueno que vengan a pasar unos días a su casa, es positivo que cuelguen fotos en las redes sociales". También ha explicado que la pareja suele salir al pueblo a pasear, por la plaza o haciendo compras por la zona. "La publicidad siempre es buena para el municipio", sentencia el alcalde.

 

 

Continúa leyendo