Concha Velasco: su sobrina Manuela desvela su anécdota más sonrojante

La actriz es noticia por su cambio de residencia. Su sobrina, Manuela Velasco, ha destapado algunas intimidades de su tía que no dejarán indiferente a nadie.

Concha Velasco se ha convertido de nuevo en noticia por su cambio de residencia para mayores. Ha abandonado la ubicada en el corazón de Madrid para irse a una a las afueras que le garantiza una mayor tranquilidad, alejada del mundanal ruido de la capital, así como más espacio al aire libre, con grandes jardines. Una modificación de su vida que su familia espera que sea para mejor y que se tomó hace un par de meses, cuatro después de que la vallisoletana dijera adiós a los escenarios de manera definitiva.

Nadie esconde que a sus 82 años, la salud de Concha Velasco es delicada y requiere de cuidados especiales que en la antigua residencia no podían brindarle. Sus hijos, Manuel y Paco supervisan todo lo relacionado con su madre, pero esta vez han sido otros familiares los que han opinado sobre el estado de la octogenaria intérprete: Manolo y Manuela Velasco, o lo que es lo mismo, hermano y sobrina.

Concha Velasco
Gtres

Aprovechando el estreno en el Teatro Español la obra La Bella Dorotea, protagonizada por Manuela Velasco, ambos atendieron a los micrófonos de la agencia de prensa Gtres. Manolo está muy pendiente de su hermana, pero tiene claro que esta es la mejor decisión posible: “En mi opinión es lo mejor que han podido hacer por la salud mental y física. Hablo con ella todos los días y me dice que está muy bien. Ella es una mujer que necesita cuidados 24 horas al día, a pesar de que vaya al teatro, donde está mejor controlada que en una residencia. Es que a todos nos llega la hora”, cuenta. “Manuel tiene muy claro que en estos momentos el apoyo familiar es lo más importante: Hombre cuando llegamos a una edad yo tengo 80 años y afortunadamente tengo a la hija que había visto como actriz y esta otra que trabaja en los informativos de Antena 3 y es nuestro apoyo. Si se llevan bien, los hijos están para cuando nos hacemos mayores”.

Manuela Velasco
Gtres

Hace tiempo que Concha Velasco necesita de una silla de ruedas para andar debido a sus problemas de movilidad, pero eso no va a impedir que presencie la nueva obra de teatro de su querida sobrina. Así mismo lo desvela ella: “Bueno, la espero y hoy la esperan todos mis compañeros y la espera Amelia Ochandiano, que es la directora de la función, que es una gran admiradora de mi tía y así. Y lo tengo grabado. Sí, sí, sí, sí, sí, sí, voy a ir, voy a ir, voy a ir. Sí, sí, sí, sí, sí, sí, voy a ir.  Al estreno no, porque es mucho jaleo. Además, el día que venga quiero esta para ella. Hoy es un día maravilloso, pero hay demasiada gente, demasiadas conversaciones. Y yo el día que venga quiero estar para ella y creo que todos queremos estar para ella. Pues claro que va a venir. Vamos, vamos”.

Manuela Velasco tiene una excelente relación con su tía y está tranquila porque sabe que está cuidada: “Cuando la he ido a ver la he encontrado de maravilla. Al principio es un shock y tomar la decisión es muy difícil. Para mis primos ha sido muy difícil. Pero es que lo necesita y es donde mejor está. Pero, aun así, hasta que no lo has visto.  Son etapas de la vida y hay que cubrir sus necesidades. Y entonces, cuando he visto cómo esta y que ha transformado su habitación en un camerino…”, cuenta aliviada a los micrófonos de la agencia de prensa Gtres.

Concha Velasco, Manuela
Gtres

Lo que no esperábamos era que se atreviera a contar algunas de las anécdotas más íntimas de Concha: “Mi tía es tan genial contando cosas, tiene unas anécdotas, una memoria y claro, como viene y entra y sale todo el rato (…) nos hace 125 fotos que luego nos manda a todos. Lo digo con todo el amor y porque ella lo cuenta siempre. Mi tía se ríe muchísimo, es muy alegre, cuenta anécdotas como nadie y se hace pis de la risa de siempre. Bueno, pues el otro día, cuando estuve durante la tarde, se hacía pis cinco veces de lo que se reía hablando con las visitas. Pero no es una cosa de ahora, que son cosas de toda la vida. Es muy alegre, que se ríe tanto”, desvela Manuela Velasco.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo