Dabiz Muñoz aún se recupera del COVID: “A nivel respiratorio no estoy del todo bien”

El chef, que dio positivo por COVID al comienzo de la pandemia, aún sufre secuelas físicas.

El 2020 está siendo un año de aprendizaje para el chef Dabiz Muñoz, que sigue imparable en su carrera por mantener su negocio, a pesar de que el sector de la hostelería está siendo uno de los más castigados por la crisis sanitaria. Pero él solo sabe de trabajo y de echar toda la carne en el asador y no solo en los fogones, sino en la vida. Se crece ante las adversidades incluyendo las que afectan a la propia salud. Así lo ha contado en una entrevista concedida a La Vanguardia, aprovechando su estancia en la ciudad condal con motivo de la llegada de GoXO, su proyecto de alta cocina a domicilio, con la que ya está triunfando en la capital.

El coronavirus le ha tocado de cerca en varias ocasiones desde que comenzó la pandemia. El chef dio positivo por COVID en marzo, y aunque han pasado ocho meses, todavía arrastra secuelas físicas. “A nivel respiratorio no estoy del todo bien”, ha contado al periódico. “Aún me cuestan ciertos esfuerzos físicos”. “Hubo una época en la que se me comenzaron a dormir las manos durante las noches y tuve que ir al hospital para hacer pruebas, y lo más importante estaba descartado”, explica mientras confirma que también tuvo la tiroides alta. Pero a medida que han ido pasando los días todos los niveles alterados se han ido estabilizando. Dabiz asegura además que no se puede banalizar con la enfermedad y recomienda hacer las cosas con cuidado: “Hay gente muriéndose. Hay que actuar con empatía”.

Muñoz ha ido sorteando los obstáculos que se ha encontrado en estos ocho meses donde ha tenido que cerrar en 3 ocasiones DiverXO, y durante los que además ha pasado el coronavirus de una forma muy diferente a la de su mujer. “Estuve casi un mes sin olfato ni gusto”, todo un varapalo para un cocinero que se sirve de estos dos sentidos para llevar a cabo su trabajo. “Cocinaba de oído”, bromeaba entonces al explicar en ‘El Hormiguero’ cómo había actuado el virus en su organismo. Todo lo contrario a la presentadora. La Pedroche contaba que ella ni se había enterado de que lo había pasado, al haber sido asintomática. Fue al hacerse un test de antígenos para regresar al trabajo cuando supo que “tenía anticuerpos”.

A pesar de las secuelas del COVID y de que su negocio no atraviesa su mejor momento, Dabiz Muñoz no se rinde. DiverXO y StreetXO London siguen con el cierre echado, pero su equipo continúa trabajando para ofrecer lo mejor en esta nueva modalidad de delivery que cuenta con platos de alta cocina con el sello XO pero a precios asequibles. Publicidad no le falta. Quién mejor que su propia mujer para dar a conocer sus creaciones ejerciendo de foodie en sus redes sociales. Siguen siendo un tándem perfecto y un ejemplo de lucha cuyo objetivo es hacer disfrutar a los demás con su buen hacer en los fogones y delante de las cámaras, respectivamente.

Continúa leyendo