“Después del beso he perdido un poco el conocimiento”: la reacción de Tamara Falcó tras besar a Jordi Cruz

El beso en la mejilla de Tamara Falcó al cocinero ha revolucionado ‘Masterchef Celebrity’ y todos hablan de la complicidad entre ellos

Tamara Falcó y Jordi Cruz
Masterchef Celebrity

Tamara Falcó y Jordi Cruz están más cerca que nunca y su conexión ha generado una trama propia dentro de ‘Masterchef Celebrity’ que tiene a todos los seguidores enganchados. Es más que obvio el acercamiento entre aprendiz y cocinero. Durante la última prueba de exteriores, la hija de Isabel Preysler dio al catalán un beso en la mejilla para que le perdonase un comentario que había hecho. No contento con eso, Cruz le pidió otro. Fue entonces cuando aprovechó para girar su cara y posicionar sus labios muy cerca de los de la socialité. Momento histórico.

La reacción de Tamara Falcó (tan expresiva como acostumbra) ha echado más leña al fuego: “Jordi, ¿sabes que cuando me hablan de ti y todo eso como que pierdo un poco el conocimiento? Y después de ese beso también he perdido un poco el conocimiento”, le comentó Tamara a Jordi. Como era de esperar, las redes sociales enloquecieron con el beso que confirma que el tonteo entre ambos está al punto de ebullición. ¿Llegarán a algo más? Habrá que esperar para saberlo.

Todo comenzó cuando los concursantes de ‘Masterchef Celebrity’ tuvieron que preparar un helado artesanal y necesitaban la ayuda de Jordi Cruz para remover el nitrógeno con las varillas. Tamara dijo algo que no gustó al chef y al darse cuenta de que necesitaban su ayuda, sus compañeras la animaron para que ‘reconquistase’ al chef: "¡Tamara, dale un beso!", gritó Avellaneda. "¡Vicky ven y sedúcele tú!", replicó la diseñadora. Ni corta ni perezosa, la madre de Alba Díaz le dijo: "¡A Jordi le gustas tú!". Más explícita se mostró Yolanda Ramos: “Morreo, morreo directo”. Tamara Falcó accedió y le dio un beso en la mejilla, pero Jordi Cruz quería más: “A ver, que no me he enterado…”. Ávido y muy espabilado, Jordi giró la cara buscando quedarse cerca de los labios de la modista. ¡La cosa está que arde!

Continúa leyendo