Vídeo de la semana

¿Dónde pasarán la Navidad los Trump?

Repasamos los posibles destinos del todavía Presidente de Estados Unidos donde celebrará sus últimas Navidades en el cargo.

La cuenta atrás para abandonar oficialmente la Casa Blanca ya está en marcha y Donald Trump enfila la recta final como Presidente de Estados Unidos afrontando sus últimas Navidades en el cargo. Y aunque sigue afirmando que el resultado de las últimas elecciones del pasado 3 de noviembre han sido “un fraude”, será el próximo 20 de enero a las 12 de la mañana cuando Trump ceda el testigo a Joe Biden, quien se hará cargo del país durante los próximos cuatro años. Se niega a abandonar el sillón del despacho oval pero, ¿será allí donde celebren estas fechas tan señaladas en el calendario junto a todos los miembros del clan?. Por espacio que no quede. Y aunque Melania ya esté organizando la mudanza, quizá un cambio de aires sea de lo más beneficioso para pasar estos días tan familiares, a pesar de la pandemia.

Son varias las fechas señaladas de la época Navideña y los Trump tienen casas suficientes como para pasar cada una de ellas en un destino diferente. Según ‘The New York Times’, el Presidente de Estados Unidos tiene en su haber un total de ocho propiedades de lujo: dos en la ciudad de los rascacielos, tres en Florida, dos en Virginia y una en la isla caribeña de San Martin. Pero de entre todos estos activos inmobiliarios destacan dos: su ático en la Trump Tower de Manhattan y la mansión en Mar-A-Lago, en Florida.

El primero se encuentra en la planta 66 de la Trump World Tower en plena Quinta Avenida. Valorado en 100 millones de dólares (90 millones de euros), tiene un bajo privado y dos recibidores a los que se accede a través de una doble puerta de bronce macizo. Toda ostentación es poca en esta vivienda con decoración de estilo Versalles donde el dorado es el protagonista. Puertas, molduras con revestimiento dorado, tiene uno de los salones con una cubierta decorada con fieles reproducciones de algunos de los frescos de la Capilla Sixtina realizados por Miguel Ángel.

El segundo es un auténtico ‘búnker’ que forma parte de esta larga lista de casas desde el año 1985. La mansión Mar-A-Lago o “La Casa Blanca de invierno”, como la llama el propio Trump, está ubicada en Palm Beach y cuenta con nada más y nada menos que 126 habitaciones. De todas las propiedades familiares esta es la más querida por Melania, ya que fue donde la pareja contrajo matrimonio: “Es un lugar muy especial para nosotros”, reconoció en su momento. La casa, de 89.031 metros cuadrados, cuenta con vistas al mar, está decorada con antigüedades y con materiales procedentes de un antiguo castillo de Cuba. El complejo, formado por cuatro casas y convertido en club privado, sufrió una reforma durante la que se incluyó un salón de baile cubierto por 7 millones de hojas de pan de oro, y cuadro baños chapados en este mismo metal. El conjunto, valorado en 25 millones de dólares (20 millones de euros), forma parte del Registro Nacional de Lugares Históricos de Estados Unidos.

Pero, el Presidente y su familia también podrían trasladarse al Trump National Bedminster, otro de sus clubes privados con campo de Golf, este ubicado en New Jersey. Fue precisamente practicando su swing cuando se enteró de que perdía la presidencia. A lo largo de su legislatura, se ha alojado en este recinto para tener lo que él llama “vacaciones con trabajo”. Y aunque allí recibió su mal resultado tras las elecciones, en este escenario fue donde su hija Ivanka y Jared Kushner se dieron el “sí, quiero”.

Qué mejor manera que recibir el nuevo año que en una propiedad con viñedos. Pues los Trump también pueden optar por hacer el último brindis antes de dejar la Casa Blanca en la Trump Winery. Esta bodega está valorada en 170 millones de dólares (143 millones de euros), cuenta con más de 1.100 acres de viñas (algo más de 445 hectáreas) y una vivienda de más de 2.000 metros cuadrados y 45 habitaciones.

 

Continúa leyendo