‘El Desafío’: El abandono de Tamara Falcó, las lágrimas de Pilar Rubio y la claustrofobia de Jesulín

Ayer arrancó la segunda temporada de ‘El Desafío’, que llevó al límite a sus ocho concursantes en una noche llena de emociones.

Jesulín de Ubrique, Norma Duval, Omar Montes, Raquel Sánchez Silva, El Monaguillo, Juan Betancourt, Lorena Castell y María Pombo se dieron cita ayer en el plató de Antena 3 para superarse prueba tras prueba, en la segunda edición de ‘El Desafío’, presentado por Roberto Leal. Las situaciones límite siempre provocan que las emociones estén a flor de piel, algo que ha dejado patente Pilar Rubio, que forma parte del jurado junto a Santiago Segura y Juan del Val. La mujer de Sergio Ramos confesaba que no había podido contener las lágrimas durante las grabaciones del programa. "He llorado mucho porque he empatizado demasiado con ellos. Quizás por tener esa conexión. Yo me he visto en esa posición en la que estaban ellos y lo injustas que son ese tipo de pruebas... Se me rompía el corazón", confesaba Pilar que se estrenará como jurado tras el abandono de Tamara Falcó, que ya formó parte del jurado en la primera entrega del formato. 

La hija más mediática de Isabel Preysler reveló que era su último programa. "Os quiero pedir perdón a todos, porque había dicho que sí a este segundo 'Desafío' y estoy estudiando para ser chef, el curso intermedio es mucho más complicado de lo que yo me había imaginado y no soy capaz de compaginarlo todo", se excusaba Tamara ante un público boquiabierto. "Sintiéndolo muchísimo, esta temporada no voy a poder estar. Ha sido muy duro tomar la decisión", contaba Tamara que deja una silla vacía que próximamente será ocupada por Pilar Rubio. Su compañero Juan del Vall intentó quitar hierro al asunto con una pequeña broma, "Compartimos bastantes horas juntos y te tengo muchísimo aprecio, te voy a echar mucho de menos, el programa te va a echar mucho de menos, pero, te digo una cosa, ¡nos cambias por una lubina a la sal!", decía entre risas el colaborador.

Uno de los concursantes más esperados ha sido Jesulín de Ubrique, que confesó ser un gran amante de las emociones fuertes y los desafíos. “Soy una persona que me gusta el desafío y las emociones fuertes. Ahora, he llegado aquí y he empezado a ver pruebas y los tengo aquí (en el cuello). No sé hasta dónde llegaré ni cómo, pero es bonito empezar. Lo que no sé es cómo terminaré”, confesaba el torero. El marido de María José Campanario destapaba una de sus mayores fobias, "Los espacios cerrados me dan ansiedad y encima con kilos de tierra encima. Sin poder respirar". El torero se enfrentó a este miedo en la prueba de escapismo que los concursantes tuvieron que superar anoche.

Los ocho concursantes dieron la talla en el primer programa de esta segunda entrega de ‘El Desafío’ pero la victoria solo se la podía llevar uno. Raquel Sánchez Silva se hizo con el primer premio cosechando un aplauso del público que hizo que la presentadora rompiera a llorar de manera desconsolada. Raquel se convirtió en la número uno tras superar con éxito una de las pruebas más complicadas del programa, sumergirse bajo en agua durante la prueba de apnea. La ganadora aguantó la friolera de 3 minutos y 32 segundos sin respirar bajo el agua, un récord que fue muy aplaudido por sus siete compañeros de batallas. "¿He hecho 3,32 segundos? Son 212 segundos, y 106 son de Juandi y los otros 106 son míos. Ganamos juntos, perdemos juntos", decía la presentadora tras finalizar la prueba.

Juan del Val apuntó desde el jurado que "Por retos como el que acabamos de vivir estamos ante el mejor concurso de la televisión. Lo que has hecho es muy grande, es muy difícil hacer apnea aquí y es muy difícil hacerla el primer programa", mientras su compañero Santiago Segura calificó de “impresionante” la participación de Raquel Sánchez Silva. La ganadora del primer programa confesó que se había esforzado sin descanso para ser la mejor concursante, llegando al punto de apagar el móvil durante sus entrenamientos, algo aparentemente normal si no fuera porque Raquel no apagaba el móvil desde que nacieron sus hijos. La dedicación y el esfuerzo de la presentadora dio sus frutos anoche en un programa repleto de emociones y diversión que nos dejó con ganas de más.

Odina Sanz

Odina Sanz

Empecé a hablar con un año y hasta hoy. Maña de nacimiento y madrileña de adopción, dediqué mis primeros artículos a mi diario y le cogí el gusto, mi abuela dice que se me da bien. Objetivo vital: Dar la vuelta al mundo sin maletas.

Continúa leyendo