El encuentro entre la hija de Beyoncé y LeBron James que ha revolucionado la red

LeBron James ha protagonizado un momento tierno con la hija de Beyoncé al finalizar el partido frente a los Clippers en el Staples Center

LeBron James
Gtres

Tener la oportunidad de conocer en persona a la estrella de los Lakers, LeBron James, puede producir un impacto seas quien seas. Con sus 2,06 metros de altura y su poderío físico es imposible no quedarse impactado de una fuerza que te atrapa y más, cuando tan solo tienes ocho añitos y personas de esa altura te parecen gigantes. Esto es lo que le ha ocurrido a la hija de Beyoncé y Jay-Z, Blue Ivy Carter.

Blue Ivy
Gtres

La pequeña ha tenido el gran honor y placer de conocer a uno de sus ídolos en el partido que enfrentaban a los Lakers y a los Clippers en el Staples Center. Y lo ha hecho de la forma más tierna posible. Tanto ha sido así que el vídeo ha dado la vuelta al mundo por la ternura que ha desprendido Blue Ivy tras conocer a LeBron. La hija de la cantante se quedó impactada ante tal portento físico que tenía delante de ella. Jay-Z se acercó para saludar a uno de los mejores jugadores de la NBA y lo hizo acompañado de su hija.

Lebron James
Gtres

Fue en ese momento cuando la pequeña, perpleja y con mucha vergüenza, quiso pedirle algo, pero de forma indirecta, ya que quería que su padre fuese el interlocutor. Y es que, lo que Blue Ivy deseaba era una pelota de baloncesto firmada por el deportista. Si la pequeña con sus gestos y movimientos cautivó a todo el mundo, LeBron, con su simpatía, hizo también lo mismo: “¿Quieres que yo te dé una pelota? Claro, por supuesto”, dijo el alero de Los Ángeles Lakers.

Jay-Z, Blue Ivy
Gtres

Blue Ivy estaba alucinando con el momento que estaba viviendo. De hecho, la estrella de la NBA le prometió a la hija de Jay-Z que le iba a conseguir una pelota autografiada: “¿Tienes colegio el lunes? Para cuando salgas al colegio el lunes la tendrás”, le aseguró LeBron a la pequeña.

El vídeo que grabó la cámara de ESPN tras la derrota de los Clippers frente a los Lakers por 112 a 103, está dando la vuelta al mundo, no solo por la complicidad que se ha mostrado entre el cantante y el jugador de baloncesto, sino por la ternura que ha desprendido la pequeña Ivy. La hija de Beyoncé ha robado el corazón de todo el mundo después de pedirle al jugador una pelota firmada para ella.

Continúa leyendo