El look `navy´ de Brigitte con guiño a Francia en el gran día de los Macron

Repasamos la historia de amor entre la primera dama y el presidente francés, horas después de que Emmanuel Macron haya sido reelegido como máximo mandatario de la V República francesa.

Emmanuel Macron ha vuelto a ser reelegido como presidente francés tras imponerse con soltura a la ultraderechista Marine Le Pen en la segunda votación de las elecciones presidenciales. El partido centrista se ha hecho con el 58,55% de los votos, en detrimento del 41,45% que ha obtenido la extrema derecha. Todo ello en unas elecciones que pasarán a la historia por haber dejado una abstención del 28%, la mayor en Francia en más de 50 años. Unos datos que representan a la perfección la fragmentación social existente en el país vecino. Macron ha vuelto a salir victorioso de una cita que tenía al país y a Europa en vilo; y en la que la primera dama francesa logró acaparar el protagonismo gracias a un espectacular look navy.

Emmanuel Macron
Gtres

Con esta victoria, Macron garantiza su presencia en el Elíseo durante cinco años más, y pasa a formar parte de la reducida historia de presidentes franceses que lograron ser reelegidos en su cargo. Una legislatura en la que Macron tendrá que hacer frente al descontento generalizado que se respira en una Francia que cada día parece más fragmentada. A pesar de que Le Pen ha conseguido su mejor resultado histórico, el conocido como `escudo republicano´ ha vuelto a imponerse a la ultraderechista, que continuará ejerciendo como cabeza visible de la oposición. Un gesto que el presidente no quiso dejar pasar: “Sé que muchos de nuestros compatriotas han votado por mí, no para apoyar a mis ideas, sino para hacer barrera a las de la extrema derecha. Les quiero dar las gracias y decir que confío que este voto movilice por los años a venir. Soy depositario del sentido al deber, de la República y de las diferencias que se han expresado estas últimas semanas” comentaba tras anunciarse su victoria.

Brigitte Macron y Emmanuel Macron
Gtres

A sus 44 años de edad, Emmanuel Macron escribe una nueva página en su historia como máximo mandatario francés, y pasa a formar parte del selecto club de presidentes reelegidos en Francia. Un grupo conformado por grandes figuras como Charles de Gaulle, François Mitterrand o Jacques Chirac; y al que ahora también se suma Macron, que ha conseguido ganar unas reelecciones en Francia después de más de 20 años. El líder centrista quiso aprovechar su momento de gloria para dirigirse a todos aquellos franceses que decidieron votar por el partido dirigido por Marine Le Pen: “La cólera y el desacuerdo que ha empujado a votar por la extrema derecha va a encontrar una respuesta”. Una frase con la que el presidente francés anunciaba que pretende dar las explicaciones pertinentes a aquellos compatriotas que han utilizado el `voto por castigo´ para mostrar su descontento con el gobierno; lo que ha hecho que la ultraderecha en Francia haya cogido fuerza. Para ellos ha prometido "un mandado renovado", diferente al que durante estos cinco años ha conseguido desesperar a los franceses.

Esta nueva victoria del presidente Macron, convierte automáticamente a su esposa, Brigitte Macron, en primera dama de Francia por segunda vez. La exprofesora disfrutará junto a su marido de otros cinco años de legislatura en el Palacio del Elíseo de París. La primera dama destacó una vez más por su discreción, y sin quererlo se convertiría en una de las protagonistas de esta reelección de su marido. Brigitte acompañó en todo momento a su esposo durante el cierre de su discurso de victoria, y dejó muestras de su gran gusto a la hora de escoger estilismo. Para esta ocasión , la primera dama francesa apostó por un look conservador, acorde con los cánones de moda actuales. Brigitte Macron lució unos pantalones de pitillo sin bolsillos que combinó con unos elegantes stilettos azul marino de punta.  

Brigitte Macron y Emmanuel Macron
Gtres

Como parte de arriba, escogió una blazer de estilo century. Una chaqueta con la que quiso imitar aquellas empleadas en la Armada de Marina francesa, y gracias a la cual consiguió resaltar su presencia encima del escenario. Se trata de un estilismo con el que la primera dama quiso hacer un guiño a los franceses: el color escogido fue el azul Francia, a tono con el traje de su marido.  Un look al más puro estilo militar diseñado por Louis Vuitton, una de sus firmas preferidas. Como único accesorio, escogió unos aros con brillantes que lucieron a la perfección gracias aun sencillo recogido de pelo, para el que utilizó un lujoso pasador de perlas.

Brigitte Macron y Emmanuel Macron
Gtres

Para conocer los detalles de la curiosa historia de amor entre el presidente y la primera dama francesa, hay que remontarse más de veinticinco años. Emmanuel y Brigitte se conocieron cuando el actual presidente tenía tan solo 16 años y estudiaba en Amiens. Una época en la que la primera dama estaba casada y era su profesora. Se conocieron a principios de los noventa, cuando él era tan solo un estudiante de instituto. Ella tenía 40 años, tenía tres hijos, estaba casada y era su profesora de historia. Los dos pertenecían a la élite de la burguesía local de Amiens (él era hijo de una familia de médicos, y ella era descendiente de una familia chocolatera). A pesar de las numerosas dificultades iniciales, con el paso de los años han demostrado ser una pareja muy sólida. Sus más de 24 años de diferencia de edad han hecho que la pareja tenga que sobreponerse a un gran número de prejuicios tanto familiares como sociales. Se casaron en el año 2007 y desde entonces; además de su gran amor, Brigitte se ha convertido en un gran apoyo profesional para el presidente. Desde su llegada a la presidencia de Francia en el año 2017, Brigitte ha disfrutado de un lugar privilegiado al lado de su marido. Desde entonces forma parte de su equipo de colaboradores, le lleva la agenda y le corrige los discursos. Y es que parece claro que el presidente francés no toma una sola decisión sin consultar antes con su primera dama.

Continúa leyendo