El motivo de salud por el que Lydia Bosch ha cambiado radicalmente de look

La actriz dice adiós a su clásica melena después de que el Covid le haya dejado secuelas considerables.

Una nueva Lydia Bosch asoma y se muestra ante la escena pública. Lo primero que llama la atención nada más verla es el importante cambio de look que ha acometido. Adiós a su melena y hola a una mucho más corta. Una sustancial modificación que responde a un porqué. Ha sido ella misma quien se ha encargado de explicarlo. Lo ha hecho a través de su cuenta de Instagram, en la que publica una fotografía junto a su peluquero, el artífice de la transformación.

“Cortar por lo sano: Dícese del procedimiento más rápido y sin miramientos para solucionar un problema”, comienza escribiendo la actriz. Esto es lo que ha hecho MI QUERIDO @javierreyes_official 🧡 para SANEAR MI PELO y VOLVER A DARLE ROLLO 😜”, apunta. Lydia había pasado meses muy embarazosos con su peinado, sobre todo a raíz de sufrir el coronavirus, a finales de 2021: “Después de un periodo donde, a consecuencia del 🦠 sumado a unos meses posteriores de alto nivel de estrés (afortunadamente TODO con final feliz 🌈), el pelo SE ME CAÍA de forma muy PREOCUPANTE estando debilitadísimo y muy pobre. De ahí que últimamente siempre fuese con el pelo recogido”, explica.

Una de las últimas veces que hemos podido verla con este corte shaggy ha sido durante el photocall de presentación de la película 75 días, basada en la investigación de las niñas de Alcasser. Allí llamó la atención por su cambio y no dudó en explicarlo, tal y como hiciera después: “Por temas de covid y por cosas de esas, y de estrés, pues el pelo se empezó como a caer, a estar mal. Y he cortado por lo sano Y nueva etapa". Además, confirmó que ahora se encuentra “genial y feliz”.

Sin embargo, no solo el covid ha sido el detonante de que Lydia Bosh decida cortar por lo sano. La alopecia, tan comentada en las últimas semanas tras sufrirla Jada Pinkett y la posterior polémica de Will Smith con Chris Rock, ha hecho acto de presencia en su vida. Pero ella ya le ha puesto remedio tomando unas cápsulas que publicita en el post de Instagram anteriormente mencionado. La caída de cabello empezaba a ser un hecho y gracias a una buena amiga pudo ponerle remedio pronto.

Lydia Bosch
Gtres

Hay que recordar que no es el único problema de salud al que tiene que enfrentarse Lydia Bosch en los últimos tiempos. El cáncer hizo acto de presencia en su piel a finales de 2020: “A través de una biopsia en una lesión de la piel de mi barbilla que nunca terminaba de curar (llevaba más de un año sin darle importancia), me diagnosticaron un carcinoma basal o epitelioma basocelular de tipo expansivo. Es un tipo de cáncer de piel, pero, aunque la palabra asuste mucho, no es un cáncer peligroso porque no afecta a ningún órgano vital. El principal factor de riesgo para desarrollar epiteliomas es la exposición al sol. Y yo desde mi adolescencia he comprado todas las papeletas para tenerlo. He hecho verdaderas burradas para broncearme y el efecto acumulativo del sol en mi piel me ha provocado esto”, explicó en profundidad. Afortunadamente, todo quedó en un susto y la actriz catalana logró salir adelante y se encuentra en perfectas condiciones, pero eso sirvió como lección: "es una advertencia que la vida me ha dado para que tome más conciencia", dijo ella.

Nacida en Barcelona en noviembre de 1963, Lydia Bosch (de apellido Boquera en realidad) saltó a la fama a finales de los 80 de la mano de Chicho Ibáñez Serrador, que por entonces dirigía el concurso televisivo Un, dos, tres... responda otra vez, de donde también proliferaron otros rostros importantes como Silvia Marsó o Victoria Abril. Su buen hacer le sirvió como trampolín para aparecer en diferentes series de televisión. Recientemente la hemos visto aparecer como concursante de la novena edición de Tu cara me suena. En lo personal, Lydia Bosch tiene tres hijos: Andrea (1992), fruto de su unión con el actor Micky Molina –con quién mantuvo una relación sentimental entre 1991 y 1994, se casó en 1994 y posteriormente se separó en 1995– y los mellizos Juan y Ana (2003) de su matrimonio con el arquitecto Alberto Martín.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo