El nuevo Albert Rivera presume de amor en televisión: “Uno no elige de quien se enamora, aunque yo he elegido bien”

El abogado y exlíder de Ciudadanos fue el invitado estrella en ‘El Hormiguero’ la noche del martes.

Se separó, comenzó una relación con una cantante de éxito, abandonó la política y fue padre. Así ha sido el último año de Albert Rivera, que la noche del martes se convertía en el invitado estrella de ‘El Hormiguero’, una cita que supone su regreso a la vida pública, tres meses después de ser papá por segunda vez. El nuevo Albert Rivera ha retomado su profesión de abogado y también ha escrito un libro, ‘Un ciudadano ejemplar’, cuya publicación ha sido la excusa perfecta para visitar el plató de Pablo Motos. Allí no solo habló de su libro, el expolítico también compartió sus sentimientos, explicó cómo transcurre su día a día con un bebé en casa y relató cómo es su vida ahora con un trabajo mucho más tranquilo que el que desempeñaba anteriormente.

La pareja de Malú está imparable en esta vuelta al trabajo que ha transcurrido entre platós de televisión, encuentro con los medios y numerosas entrevistas telefónicas. La ocasión lo merece. Albert Rivera ha estado disfrutando de su vida en familia con un perfil bajo y ahora que tanto él como la cantante regresan ‘al tajo’, ha querido hacerlo por la puerta grande. Su presencia en ‘El Hormiguero’ ha sido una de las más esperadas a sabiendas de que Rivera lo daría todo en el programa donde, en pocas ocasiones, Motos no consigue todo lo que quiere de sus invitados. Y con Albert no iba a ser menos. Después de hablar de su etapa al frente de Ciudadanos, donde la sinceridad estuvo presente al admitir que pecó “de pardillo” en las últimas elecciones, llegaron las preguntas más esperadas de la noche, con las que se ha podido conocer mejor a quien fuera candidato a la Presidencia del Gobierno.

Su historia de amor con Malú no podía pasar desapercibida en su charla con el comunicador valenciano, y Rivera se mostró enamorado y feliz. “Uno no elige de quien se enamora, aunque yo he elegido bien. Es ella la que se ha equivocado”, bromeaba. Pero también fue tajante al hablar sobre cómo ha vivido su relación estando en primera plana: “El amor triunfa sobre todos los obstáculos que quieran poner y nosotros somos la prueba”. Y como no podía ser de otra manera, Albert mostró su lado más tierno al hablar de su nueva paternidad: “Lucía es una santa. No quiero ofender a nadie, pero mi hija duerme ocho horas como una bendita. Para eso soy afortunado. Duermo muy tranquilo”. Estos primeros meses de vida de su hija pequeña los está disfrutando a tope, y culpa de eso la tiene el hecho de haber dejado la política. “Con la política te pierdes muchísimo, no te paras a pensar en los más importantes que son los que están en casa. Ahora estoy sirviendo a los más importantes para mí que son los míos”.

Continúa leyendo