El nuevo revés (económico) de Georgina Rodríguez

Cristiano Ronaldo y la modelo se enfrentan a un nuevo quebradero de cabeza que tiene que ver con la construcción de su palacete en Portugal.

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez han vivido uno de sus años más convulsos. El pasado mes de abril pareja anunció que había perdido a uno de los bebés que estaban esperando. «Con nuestra más profunda tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro hijo. Es el dolor más grande que puede sentir cualquier padre. Solo el nacimiento de nuestra hija nos da la fuerza para vivir este momento con algo de esperanza y felicidad. Queremos agradecer a los doctores y enfermeras por su cuidado y apoyo. Estamos devastados por esta pérdida y rogamos privacidad en este duro momento. Bebé, eres nuestro ángel. Siempre te amaremos”, indicaron en una misiva que, como era de esperar, no tardó en llenarse de muestras de cariño y apoyo hacia ellos.

Georgina Rodríguez
Gtres

Después, vinieron los problemas laborales del futbolista que han terminado con su salida del Manchester United después de unas declaraciones que hizo en contra del club. "El Manchester United intentó forzar mi salida. No solo el entrenador, sino también el resto de las personas que rodean al club. Me sentí traicionado", dijo Cristiano Ronaldo en una entrevista con el periodista inglés Piers Morgan. Ahora, el deportista jugará en las filas del Al Nassr de Arabia Saudí. Sin duda, un giro inesperado de los acontecimientos en plenas competiciones deportivas.

A estos quebraderos de cabeza para la pareja se suma uno que tiene que ver con la construcción de su palacete futurista en Portugal. Un problema que les trae por la calle de la amargura. La gran casa que la pareja está construyendo en la Quinta da Marinha, la urbanización más lujosa de Portugal, a tan solo 25 minutos de Lisboa ha puesto un nuevo obstáculo frente a la pareja. Tal y como indicó Look, el presupuesto inicial se había doblado de los 11 a los 21 millones de euros. Sin embargo, esa cifra se aleja de la realidad, ya que, tras la derrota de Portugal del Mundial de Qatar, la empresa constructora de la propiedad volvió a enviar un presupuesto rectificado y la cifra es la siguiente. La obra va a tener un coste, si es que no hay más cambios, de unos 32 millones de euros, convirtiéndose en una de las construcciones habitacionales más caras en la historia del país vecino.

Debido a las dimensiones del emplazamiento y del tipo de construcción que es, los costes han aumentado considerablemente. Una hectárea de terreno con vista parcial al mar, casi tres mil metros de edificación, cuenta con un garaje para más de 20 coches y una suite de 300 metros con mural de Louis Vuitton incluido. El mencionado medio ha indicado que Cristiano Ronaldo quiere un retiro de lujo, pero se está tomando muy bien este último reajuste presupuestario: “A Ronaldo le gusta el lujo exagerado. ¿Mármol? El Mejor. Grifos en oro blanco, habitaciones inteligentes e interactivas para sus hijos, piscinas climatizadas, una cocina extra de estilo japones para hacer sushi… Todo es poco para él y eso se termina pagando”, cuenta una fuente cercana a la pareja.

Eso no es todo, porque la noticia de que el jugador portugués se había comprado el terreno en la urbanización dividió al elitista vecindario. Por un lado, los más pragmáticos han visto una oportunidad para revalorizar aún más sus casas, pero por otro hay vecinos que piensan que dicha construcción terminará con la tranquilidad habitual de sus vidas.

 

Sheila González

Sheila González

Continúa leyendo