El problema que está sufriendo María Pombo

La influencer ha querido compartir con sus seguidores su nueva “adolescencia” con la aparición de una serie de granitos en su rostro

La cuarentena ha hecho que a María Pombo le aparezca un nuevo “enemigo”. Se trata del acné. La influencer ha admitido “estar pasando por la adolescencia en esta cuarentena” después de hacer públicas unas imágenes en las que deja ver su cara al natural, en la que han aparecido una serie de pequeños granitos un tanto inusuales en ella.

María Pombo
Instagram

“Con el maquillaje no se ve, pero me están saliendo muchos granitos. Digo muchos porque yo no estoy acostumbrada a que me salgan varios a la vez”, decía la esposa de Pablo Castellano por medio de su Instastories, compartiendo con sus seguidores este pequeño “dilema” al que lleva unos días haciendo frente. También ha querido hacer una encuesta para saber si es la única a la que el confinamiento le está afectando negativamente a la piel, y se ha encontrado con la acogedora respuesta de sus seguidoras, que también estaban sufriendo la aparición de estos bultitos.

Sus fans le han dado una serie de causas por las que pueden haber aparecido esta serie de granitos: No paramos de comer dulces, falta de la luz de sol, estrés y nervios, cambio de rutina, o nuestra piel está sacando toda la “mierda” que teníamos, entre otras. No obstante, María ha querido quitar importancia a este pequeño problema diciendo que “los efectos de Instagram son muy dañinos para nuestra salud”. Y es que la creadora de la firma ‘Name the Brand’ es una de las influencers más criticadas tanto en televisión como en Instagram, debido a su espontaneidad y su claridad con respecto a sus ideologías.

A pesar de intentar hacer caso omiso a las críticas en la mayoría de ocasiones, María ha estallado contra sus “ haters” en algún momento: “Yo, gracias a Dios, me he adaptado a la crítica fácil, me he adaptado al insulto y a las faltas de respeto (aunque a veces no pueda evitar enfadarme o sentir dolor). Pero las redes sociales son mucho más. Tienen mucho más poder que el mero hecho de meterse conmigo o con mi familia. Aún con todo esto, entiendo que se me critique, entiendo que no todos pensamos igual y que lo que digo o hago no sean siempre un modelo a seguir para todas las personas. Pero de lo que sí estoy segura es de que jamás se me podrá echar en cara que he menospreciado, insultado o humillado a una persona gratuitamente por su físico o forma de ser".

Es por ello que Pombo colaboró con la iniciativa ‘Meninas Madrid Gallery’, en la que dio mucho que hablar ya que su diseño ‘A mi me gustas’ intentaba dar visibilidad al bullying que sufren algunos influencers por parte de personas que están al otro lado de la pantalla.

Continúa leyendo