El tenso cara a cara (con biombo mediante) entre Ivonne Reyes y Pepe Navarro

La expareja sigue librando batallas legales y esta vez se reencuentran en los juzgados tras seis años sin verse.

Ivonne Reyes y Pepe Navarro han tenido una cita en los juzgados este 2 de junio. Ha pasado mucho tiempo, en concreto seis años, desde que ambos no se vieran las caras, un lapso amplio en el que no han faltado las demandas y el fuego cruzado entre ellos. La última la ha puesto la venezolana por presunto acoso y amenazas. A primera hora de la mañana llegaban junto a sus abogados al juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Vestida con un look black & white, Ivonne caminaba concentrada y algo cabizbaja, evidenciado que se encontraba en un momento de máxima tensión. A su entrada al edificio de la justicia ha concedido unas breves declaraciones a los medios de comunicación. En ellas mostraba su felicidad porque "por fin me van a escuchar". Mucho más irónico, pero también enfadado, se mostraba Pepe ante las cámaras: "Aquí está el circo, es lo que le gusta a esta chica", al mismo tiempo que esperaba "que se le quite el miedo". 

Ivonne Reyes
Gtres

La colaboradora televisiva ha reconocido que ha pedido un biombo para no ver la cara de Pepe Navarro durante su declaración ante el juez. En las últimas semanas ha relatado públicamente el infierno que ha vivido en los últimos tiempos, culpando al que fuera presentador de Esta noche cruzamos el Mississippi: "Llevo más de 20 años siendo acosada por él. Siento miedo todavía a día de hoy, y mi hijo también", declaraba en Viva la Vida. Algo que motivó que el demandado llamase en directo al programa de Telecinco para mostrar su tremendo cabreo: "Os lo estáis tomando a broma. Dejar hablar a esa señora con la documentación que tenéis no es posible. Dejarla hablar con todas las mentiras que está diciendo, no es posible. Es mentira todo lo que dice. Que haya una sentencia no significa que eso vaya al cielo. Los documentos que tenéis demuestran claramente que es mentira todo. Ya está bien de farsa", decía antes de que la dirección decidiera cortar la llamada. 

Pepe Navarro
Gtres

A raíz de esto, Ivonne Reyes decidió intensificar el proceso judicial y demandar de nuevo a Navarro. Él tomó la decisión de desligarse de ella incluso como pareja, aludiendo que nunca han tenido una relación. Una manera de desmarcarse de la madre de su hijo reconocido, Alejandro Reyes. Pepe nunca ha reconocido a ese hijo como legítimo y ha estado años luchando por demostrar su verdad. Mientras tanto, la venezolana reconoce que "para mi hijo fue muy doloroso tener que hablar con su padre y no quiere tener que volver a pasar por lo mismo. Pepe dejó colgado a Alejandro y mi hijo se preguntó por qué su padre no le quería". Asimismo confesó que su hijo no quiere volver a hacerse pruebas de filiación. 

Se mostró muy dura contra él y no dudó en insultarlo frente a la cámara: "Sinvergüenza. Sabes perfectamente que el hijo no es mío. Atrévete a decir el nombre del padre. Llevas toda tu vida engañando a tu hijo. Tienes un morro que te lo pisas". 

La abogada de Ivonne, Sonia Gea, no se explicaba en El Programa de Ana Rosa "por qué Pepe Navarro sigue dándole vueltas al asunto si la sentencia es firme. No se puede volver a juzgar por mucho que diga Pepe Navarro. No hay ninguna prueba que demuestre que Alejandro no es hijo de Pepe Navarro. Es un hecho juzgado y no se puede volver a juzgar". Y apuntaba que le debía a su representada 28.000 euros en concepto de impago de la manutención. El juez otorgó a Pepe Navarro su paternidad legal en 2012, tras negarse este a someterse a las pruebas de ADN en varias ocasiones.

Ha pasado mucho tiempo desde que Ivonne comenzase una guerra contra Pepe Navarro, pues siempre  defendió la teoría de que el presentador era el padre de su hijo. Durante años, han sido muchas las denuncias y demandas entre ellos. Él lo negó y solo reconoce como hijos a aquellos que nacieron fruto de sus matrimonios con Eva Zaldívar y Lorena Aznar.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo