El último disgusto de Georgina Rodríguez a las puertas de dar a luz

La fundación `Save the Children´ ha comunicado que Cristiano Ronaldo dejará de ser su embajador, tras su polémico incidente del pasado sábado con un niño autista del Everton.

El futbolista Cristiano Ronaldo se convirtió sin quererlo en uno de los protagonistas del pasado fin de semana en Inglaterra. Su polémico incidente del sábado pasado con un aficionado del Everton le llevó a ocupar todas las portadas de la prensa británica. Un desafortunado gesto que ha provocado que la fundación Save the Children haya tomado la decisión de romper toda relación con el futbolista portugués, que no volverá a actuar como embajador de esta ONG.  Una noticia que no ha debido sentar nada bien a Georgina, quien además de manifestar su pasión por los niños, también ha dejado ver su lado solidario en más de una ocasión.

El astro portugués ha vuelto a acaparar este fin de semana todas las portadas en Reino Unido, aunque en esta ocasión no ha sido por su gran actuación como futbolista; sino por su `peor actuación como persona´. Y es que el actual jugador del Manchester United no está atravesando su mejor racha como deportista, algo que ha comenzado a afectarle también fuera de los terrenos de juego. El polémico incidente tuvo lugar cuando el futbolista se dirigía a la bocana de vestuarios una vez finalizado el partido, que había terminado con derrota de su equipo. En las diferentes imágenes, se puede observar cómo Cristiano se detiene poco antes de entrar por el túnel de vestuarios, para recoger un teléfono móvil del suelo. Un dispositivo que no duró mucho en manos del futbolista, que no dudó en pagar su frustración con él, y acabó reventándolo contra el suelo del Goodison Park.

Tras la impulsiva reacción del futbolista, se puede apreciar cómo rápidamente los aficionados comienzan a increpar al portugués por su fea acción. Y es que el teléfono móvil pertenecía a un menor de edad que sufre de autismo, y que disfrutaba del partido junto a su padre. Una reacción fuera de lugar, que no tardaría en ocupar todas las portadas de los periódicos ingleses, y por la que Cristiano quiso disculparse públicamente a través de su cuenta de Instagram: “Nunca es fácil lidiar con emociones en momentos difíciles como al que nos estamos enfrentando. Sin embargo, siempre hay que ser respetuosos y dar ejemplo a todos los jóvenes que aman este hermoso juego. Me gustaría disculparme por mi arrebato” publicaba. Un Cristiano Ronaldo que concluía este mensaje añadiendo que le encantaría invitar a este seguidor a su estadio “en señal de juego limpio y deportividad”.

Este desafortunado gesto del crack portugués no ha pasado desapercibido en las oficinas de Save the Children, que no ha tardado en tomar cartas en el asunto. Según ha publicado el diario británico The Sun, la fundación ha tomado la decisión de cortar todo tipo de lazos con el futbolista, que no volverá a ejercer como embajador de esta ONG. De esta manera, la organización y el deportista pondrían fin a casi una década de unión. Y es que fue a comienzos del 2013 cuando Save the Children anunciaba haber elegido a Cristiano como uno de sus embajadores globales. Esta organización se encarga de proteger a los niños y no quiere tener como embajador al delantero tras su episodio del pasado 9 de abril.

Una noticia que ha debido de sentar como un jarro de agua fría a la propia Georgina Rodríguez. Y es que tal y como ha comentado ella misma en más de una ocasión, la influencer es toda una apasionada de los niños: "siempre me siento muy feliz con los niños, son amorosos"; y también colabora desde hace años con diferentes causas humanitarias. Una labor que le llevó a recibir una condecoración durante la Gala Starlite del pasado año, gracias a su gran labor solidaria. Y es que Georgina colabora entre otras muchas, con la ONG Nuevo Futuro; a la que presta su imagen desde hace varios años. Se trata de una asociación que gestiona hogares en España, para que niños desprotegidos y carentes de un ambiente familiar, puedan disfrutar de una educación y tengan la posibilidad de convivir de manera estable. La influencer ha hecho uso de su fama mundial para subastar diferentes objetos tanto personales como del futbolista portugués, cuyos beneficios han ido destinados a esta fundación. Por ello, este último gesto de Cristiano choca frontalmente con la imagen que su pareja pretende proyectar a la sociedad. Una imagen que Georgina no duda en inculcar también a sus hijos: “Les hemos enseñado a no dar nada por descontado, deben ser humildes y no perder el contacto con la realidad”, comentaba en una entrevista para la revista italiana Grazia.

Continúa leyendo