Elon Musk: mujer, polémicas y vida personal del nuevo rey de Twitter

Indagamos en la vida privada del exitoso empresario para conocer con todo detalle cuáles han sido sus polémicas más sonadas.

El multimillonario  Elon Musk cerró el pasado lunes un acuerdo para comprar la red social Twitter por una cantidad de 44 millones de dólares. Una operación que el magnate de origen sudafricano consiguió cerrar después de unas intensas semanas de negociaciones, y que le coloca como líder de una de las plataformas más populares en redes sociales. Un Elon Musk que compagina una exitosa carrera empresarial, con una vida sentimental algo más dispar. Descubre los diferentes altibajos que ha atravesado Musk en relación con su historia amorosa, y los escándalos más sonados en los que se ha visto involucrado el magnate de los negocios.

Elon Musk
Gtres

El pasado 25 de abril Wall Street suspendía la cotización de Twitter Inc. en bolsa ante un inminente acuerdo entre la compañía y el empresario Elon Musk. Antes de que se completara la operación, Musk se dirigió a sus seguidores a través de esta red social para dejar claro que la compra de la plataforma no supondrá ninguna falta de libertad a la hora de poder criticarle a través de ésta: “Espero que hasta mis peores criticas continúen en Twitter, porque eso es lo que significa libertad de expresión” escribía el magnate de Tesla. Un mensaje que completaría con un comunicado en el que señalaba que “la libertad de expresión es la base de una democracia que funciona”, y que “Twitter es la plaza digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad”.

Las negociaciones entre el magnate y la plataforma se aceleraron durante el pasado fin de semana, tras el estancamiento de unas conversaciones que parecían prosperar semanas atrás. Elon Musk se ha hecho con el control de una plataforma donde diariamente intercambian opiniones millones de usuarios de todo el mundo; y que cada vez se ha hecho más popular entre referentes políticos, sociales y económicos de todos los rincones del planeta. Su objetivo con esta nueva adquisición es lograr desbloquear el “enorme potencial” que según Musk tiene la plataforma: "También quiero que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de spam y autenticando a todos los humanos", añadía en dicho comunicado.

El magnate de los negocios ya había comprado a principios de abril el 9,2% de las acciones de Twitter Inc., convirtiéndose en el accionista con más participación de la plataforma. Bret Taylor, presidente de la junta de Twitter, informó que el organismo evaluó la propuesta de Musk poniendo en el centro de los intereses "el valor, la certidumbre y la financiación". Además, lo consideró “beneficioso para los accionistas de la plataforma”. Una adquisición tras la que el multimillonario empresario fue invitado a incorporarse al directorio de Twitter, una propuesta que rechazó. Pocos días después, el 14 de abril, Elon Musk lanzó una oferta sorpresa para hacerse con el control de la compañía, afirmando que quería "desbloquear" su potencial como bastión de la libertad de expresión. Tras el anuncio de la compra, las acciones de Twitter subieron alrededor de un 6%, aunque la plataforma ha anunciado que dejará de cotizar en bolsa.

Elon Musk
Gtres

Elon Musk, el multimillonario empresario nacionalizado canadiense y estadounidense; es actualmente el hombre más rico del mundo según Forbes. El físico y programador de origen sudafricano ha logrado una inmensa fortuna, gracias principalmente a su participación en empresas como Tesla o SpaceX. Con la compra de Twitter, Elon Musk continúa engordando su patrimonio neto, que según esta revista asciende ya a un valor de 273.600 millones de dólares. En lo que respecta a su vida personal, Musk ha experimentado todo tipo de subidas y bajadas en su amplia historia amorosa. En el año 2000 se casó con su primera esposa, la novelista canadiense Justine Wilson, con quien tuvo un total de seis hijos. El primero fue un niño al que llamaron Nevada Alexander, que nació en el año 2002 y falleció a las pocas semanas de muerte súbita del lactante. Poco después la pareja tuvo gemelos, y más tarde trillizos. Tras ocho años de intenso amor, firmaron su divorcio a finales de 2008. Su segundo matrimonio también estuvo rodeado de polémica; y es que el empresario se casó en dos ocasiones diferentes (en 2010 y 2013), con la actriz británica Tallullah Riley, con quien no tuvo descendientes. Unos años más tarde, en 2017, Elon Musk comenzó una relación con la actriz Amber Heard; quien acababa de separarse del famoso actor Johnny Depp. La pareja estuvo saliendo durante un año y medio, y se acabó distanciando por “cuestión de agendas”. Un motivo que también le ha llevado a separarse de su última mujer, Claire Elise Boucher; conocida profesionalmente como Grimes.

Elon Musk comenzó a salir con la compositora ucranio-canadiense a comienzos de 2018, e hizo público su nuevo romance en primavera, durante la alfombra roja de la gala del Museo Metropolitano de Nueva York. A principios de mayo de 2020 nació su primer y único hijo en común, al que llamaron X Æ A-12. Un nombre más que singular, cuyo significado no tardarían en explicar: “La X es por `la variable desconocida´, mientras que Æ se refiere a la `ortografía élfica de Ai´, que significa amor e inteligencia artificial”. Fue el propio Musk quien decidió la parte numérica del nombre, puesto que A-12 representa el `precursor del SR-17´, que es el avión favorito de la pareja “porque no tiene armas, ni defensas, solo velocidad”, explicó Grimes. El exitoso empresario ha afirmado en más de una ocasión que, para abreviar, a acabado denominándole “X”. Un nombre que trajo consigo una gran polémica, ya que las leyes de California no permiten inscribir a personas con un nombre que incluya cifras. Los recién nacidos deben inscribirse “usando las 26 letras alfabéticas del idioma inglés”, aunque sí son válidos apóstrofes y guiones. La pareja jugó con los números romanos y el niño quedó finalmente inscrito como X Æ A-Xii.

Elon Musk y Grimes
Gtres

La expareja anunció su separación el pasado 24 de septiembre apuntando a la distancia como uno de los motivos de esta nueva ruptura de Musk. El propietario de Tesla afirmaba posteriormente que su trabajo le “requiere estar principalmente en Texas” mientras que ella “está sobre todo en Los Ángeles”. Elon Musk ha querido recalcar en alguna ocasión que se trata de una `semiseparación´: “Todavía nos queremos, nos vemos con frecuencia y estamos en muy buenos términos”. No es la primera polémica en la que se ha visto inmerso el magnate de Tesla, y seguramente tampoco sea la última. Una polémica que precisamente se ha desatado por la red social de la que ahora es propietario; y es que desde que abrió su cuenta de Twitter, ésta no dejado de rodearle. Como cuando publicó un mensaje en 2018 en el que señalaba que tenía ‘financiación asegurada’ para retirar a Tesla de la Bolsa de Valores a 420 dólares por acción, situación que resultó falsa, pero disparó las cotizaciones de esta firma de autos. Un asunto que le ha llevado a estar bajo el escrutinio de las autoridades en Estados Unidos.

El pasado 31 de octubre, poco después de que saliese a la luz la noticia de que Elon Musk había desbancado a Jeff Bezos como el hombre más rico de mundo;  el director del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, David Beasley, publicaba un mensaje en Twitter en el que animaba al multimillonario empresario a colaborar con su fortuna para acaban con el hambre en el mundo: “Elon, para celebrarlo te ofrezco una oportunidad única en la vida: ¡ayúdanos a salvar a 42 millones de personas de la inanición por solo 6.600 millones de dólares! La oferta expira pronto... y las vidas también», escribía. Un mensaje al que Elon Musk no tardaría en replicar, alegando que no creía que esos millones fuesen a resolver el problema de la pobreza en el mundo: “Si el WFP puede describir en este hilo de Twitter exactamente cómo 6.000 millones de dólares resolverán el hambre en el mundo, venderé las acciones de Tesla ahora mismo y lo haré”. Recientemente ha vuelto a convertirse en noticia tras desafiar a un combate cuerpo a cuerpo al mismísimo Putin: “Por la presente desafío a Vladimir Putin a un combate. El premio es Ucrania” afirmó Musk a través de su red social favorita. El empresario insistió en que hablaba “completamente en serio” y no dudó en dirigirse directamente a la cuenta oficial del Kremlin con el objetivo de meter más presión: “¿Acepta esta pelea?” escribió.

Continúa leyendo