Esther Koplowitz acude a dar el último adiós a su exmarido, Fernando Falcó

A pesar de su separación, el inmenso cariño que ambos se tenían ha quedado patente en el entierro del marqués de Cubas.

Fue el martes cuando se conoció la noticia del fallecimiento de Fernando Falcó, que se producía siete meses después de la muerte de su hermano Carlos. Horas después la capilla ardiente del marqués de Cubas quedaba instalada en el madrileño tanatorio de La Paz, hasta donde se desplazaron familiares y amigos. Allí estuvieron el expresidente José María Aznar con su mujer, Ana Botella; el exministro Jaime Mayor Oreja y otros rostros conocidos como Rosauro Varo o Javier Martínez de Irujo, dos de los mejores amigos de Álvaro Falcó, el único hijo de Fernando, y quien llevará el título nobiliario con el que se le conocía.

Fernando Falcó estuvo casado en dos ocasiones, la primera con Marta Chávarri entre 183 y 1989. De este matrimonio nació su hijo Álvaro, quien decidió seguir viviendo con su padre tras la separación de la pareja. Después de su divorcio, el marqués de Cubas se enamoraba de la empresaria Esther Koplowitz, con quien estuvo casado 6 años. A pesar de su ruptura quedó un inmenso cariño entre ambos. Por eso no quiso faltar al entierro de quien fuera su marido, un acto que tuvo lugar en el cementerio de San Isidro solo un día después de su muerte. La vicepresidenta primera de FCC llegaba de rigurosos luto, ocultando su rostros tras unas grandes gafas de sol, y lo hacía acompañada de su hija Alicia y de otros miembros de su familia.

Según recoge el periódico ABC, la expareja convivía bajo el mismo techo y ha sido la empresaria quien ha cuidado de él hasta el último momento, durante toda su enfermedad. Y para él ha tenido un sentido recuerdo lleno de cariño y admiración: “Era un hombre excepcional. Enormemente noble, incapaz de hacer daño a nadie”, ha explicado Esther Koplowitz al citado diario. La pareja se casó el 7 de junio de 2003 en una ceremonia íntima y secreta a la que solo acudieron varios testigos. La noticia de su enlazo saltó a los medios una semana después. Su matrimonio y su separación estuvo marcado por la inmensa discreción de ambos y así ha sido hasta la muerte de Falcó.

Su fallecimiento ha sido un nuevo varapalo para toda el clan Falcó, que está viviendo un año de lo más trágico. El 20 de marzo fallecía Carlos Falcó a los 83 años de edad, después de haber dado positivo por coronavirus. Su muerte dejaba tocada a toda su familia y en especial a su viuda, Esther Doña, que hace solo unos días confirmaba el punto en el que se encuentra su relación con los hijos de su marido. El pasado mes de septiembre, y cuando aún estaban en pleno duelo, Xandra, hija mayor del marqués de Griñón despedía a su marido Jaime Carvajal Hoyos que fallecía de manera repentina a los 56 años. Fue precisamente en el velatorio del marido de su sobrina, cuando se vio a Fernando Falcó por última vez en público. Estaba muy unido a los hijos de su hermano Carlos, para quienes también ha dejado un inmenso vacío.

 

Continúa leyendo