Gloria Camila señala duramente a su exnovio: “Por su culpa tuve anorexia nerviosa”

Kiko Jiménez y la hija de Rocío Jurado mantuvieron una relación que saltó por los aires y ahora ella desvela el infierno que vivió.

Gloria Camila Ortega ha salido a la palestra para defender a sí misma y también a su padre tras su última aparición pública. Esta semana se celebró un evento taurino en Las Ventas de Madrid y allí acudieron tanto José Ortega Cano como su hija, pero sorprendieron a todos al evitar a la prensa, algo que no suelen hacer. La situación se agravó cuando el exnovio de Gloria, Kiko Jiménez, ejerció de reportero improvisado de Sálvame y acudió al domicilio del diestro para pedirle explicaciones. Fueron momentos de tensión que acabaron con el viudo de Rocío Jurado increpando al que un día fue su yerno.

Gloria Camila
Gtres

La hija de La Más Grande ha querido ejercer de portavoz de la familia para explicar esta polémica. Lo ha hecho en Ya son las ocho, programa en el que colabora como tertuliana habitualmente. "Tengo muchas ganas de hablar de este tema porque he estado viendo esta tarde Sálvame y he venido muy cabreada", comenzó diciendo. "Mucho que decimos que Ortega Cano y Antonio David Flores llevan años viviendo de Rocío Carrasco, pero le damos voz y voto a uno que lleva el mismo camino, un señor -Kiko Jiménez- que se dedica a despotricar de mi familia. Que va de reportero, pero que no ha estudiado periodismo, que no lo dicen porque a mí sí que me lo dicen...", se quejó.

Gloria explicó la decisión de entrar por la puerta de atrás al evento: "Me entero de que este señor está en el photocall y decidimos entrar por detrás porque -evidentemente- cosas buenas de él no van a venir.  Su única intención era provocar con chulería a la hora de hacer las preguntas. Y cuando salimos, el individuo le llamaba cierra bares y cobarde a mi padre. Después le dice que dé la cara y que no se esconda. Unas formas y una falta de respeto... no tiene educación ni vergüenza", dijo muy enfadada. La hermana de Rocío Jurado explica que "Cogió el coche y cuando la prensa se había ido, pero él coge el coche y se va a casa de mi padre, para conseguir lo que no había conseguido antes: las provocaciones y que mi padre reaccionase. Que pasa, que a las 23:30 horas de la noche, tú estás acosando a este señor y no me parece ni medio normal. Porque tiene una actitud ridícula y lamentable. Yo jamás he llamado la 'Chusa' a Ana María Aldón, por mucho que lo diga Alba Carrillo. No sé si le llamó "cornudo", "golfo" o "corrupto", pero fue un momento de tensión", argumentó.

Gloria Camila
Telecinco

Gloria Camila Ortega procedió entonces a señalar directamente su vivencia con Kiko Jiménez: "Su afán es meter mierda en un matrimonio y provocar reacciones negativas en mi familia. Vamos a callarnos porque si hablamos de cada uno, todo el mundo tiene un pasado y no es limpio. Hoy he venido y en publicidad, como sabía que iba a decir que era un sinvergüenza y un provocador, he preferido decírselo a la cara antes que en mi programa. Se lo he dicho, me he quedado muy a gusto y no me arrepiento".

El aludido valoró en Sálvame el momento en el que su exnovia fue a buscarlo: "Me he quedado en shock, me ha empezado a decir un montón de insultos. Provocador, descarado, sinvergüenza...me ha dicho que para hablar de su familia me tengo que lavar la boca. Ha empezado a gritar y a decir de todo. Nuestros compañeros cámaras se han quedado alucinando. El equipo técnico se ha quedado flipando, dicen que venía con muy mala hostia", contó Kiko a Jorge Javier.

Fue entonces cuando quiso contar por vez primera el infierno vivido junto al gaditano: "Yo lo he pasado muy mal por esta persona. Durante 3 años ha estado poniéndome a parir en los platós, hablando y despotricando de mi familia. Por culpa de este señor he tenido anorexia nerviosa, me he quedado en 47 kilos, he tenido que ir al psicólogo y he tenido que hacer muchísimas cosas que yo no he contado", desveló. La colaboradora se ganó el aplauso de todos al tirar de riqueza léxica: "Así que no voy a permitir que de una situación de crisis matrimonial que no existe para estar regocijándote. Porque eso se llama epicaricacia, que es reírte y alegrarte del sufrimiento de los demás y al final la felicidad que tú tienes en ese momento no es la tuya ni real".

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo