Vídeo de la semana

“Hay días que me acuesto llorando”, así es la cuarentena de Nieves Herrero

La periodista se ha sincerado con los medios y ha explicado lo complicada y aterradora que le resulta la situación de nuestro país

Nieves Herrero
Gtres

La crisis sanitaria está haciendo que todos saquemos nuestra parte más sensible. Este es el caso de Nieves Herrero. La periodista de “Madrid Directo” ha expresado a Gtres los altibajos que está sufriendo a causa de la situación en la que se encuentra todo el país.

La locutora sigue trabajando, pero desde casa, en su programa de radio de cuatro a ocho todas las tardes: “Es complicado sobre todo las primeras semanas, pero luego ya, como pasa siempre, el ser humano se adapta a todo”, confesaba Herrero. “Los primeros días la sensación era de ir nadando a contracorriente en el mar. Pero, ahora, ya me he acostumbrado, y la verdad, agradezco mucho el esfuerzo que están haciendo todos”, decía Nieves, ya que a día de hoy en la mayoría de trabajos en los que es posible esta opción se ha tenido que pasar al teletrabajo. “La dificultad sí que incrementa porque tengo que estar hablando, mientras paso información. Al principio me ha costado, pero luego te adaptas. Además los oyentes comprenden la dificultad extra que tenemos en estos días”, aclaró la periodista, que tuvo que verse obligada a adaptarse a este nuevo método dada la propagación inminente del COVID-19.

El encierro tampoco está siendo nada fácil para Nieves Herrero. Ella, como muchos otros ciudadanos, está notando más “altibajos” que nunca: “Tengo fases. Hoy, por ejemplo, estoy eufórica, pero ayer tuve un día de bajón. Yo hay días que me acuesto llorando. Me emociono. Estoy muy blandita. Si un oyente me da las gracias, tengo que tragar saliva porque me cuesta seguir”, decía emocionada la periodista, que ha visto cómo sus sentimientos se intensificaban.

No obstante, tanto su familia como ella están bien. Pero lo cierto es que cuando algo falla en la salud, aparece el miedo ante un posible contagio: “Ayer tuve un día de bajón, porque me encontré con mucha tos, muchísima. Casi no podía respirar y claro, yo soy muy alérgica. Mi marido fue a la farmacia a por el aparato, no tenían y me dieron el de ellos”, declaraba la periodista, a día de hoy totalmente recuperada: “Ya me puse en tratamiento y ya hoy estoy bien. Yo es que soy muy asmática y en primavera me pongo fatal. Pero te asustas, en cuanto empiezas a toser, todos se preocupan, porque tenemos familiares y conocidos que han sufrido el virus y lo vemos más cercano”, finalizaba la informadora. Además, ha aprovechado esta cuarentena para aprender a cocinar: “Ahora estoy descubriendo que me podría hasta gustar”.

Continúa leyendo