‘Historia de un secreto’: toda la verdad sobre la supuesta relación entre Bárbara Rey y Juan Carlos I

“De todas las amigas del Rey, la que más dolor de cabeza le daba era Bárbara”. Testimonios como este han salido hoy a la luz gracias al documento audiovisual estrenado en ‘Telecinco’

‘Bárbara y el Rey. Historia de un secreto’. Así ha decidido titular Mediaset el nuevo documental que habla de la supuesta relación entre el Rey Emérito y Bárbara Rey. Una noticia que llegaba a todos los oyentes a principios de este año y que, acto seguido, llenaba de esperanza al público de poder saber -por fin- la verdadera historia. Siempre ha sido un tema que ha estado en boca de miles de periodistas y que ahora podrá ver la luz de manos de Socialité. Entre el elenco de los participantes de este documental se encuentran figuras tan conocidas como Chelo García Cortés, Fernando Rueda, David González o Juan Luis Galiacho, que dan voz a los testimonios oídos a lo largo de estos años en televisión. En él se aborda tanto el supuesto romance como la ruptura y todo lo que vino después. Y es que, ya ha salido a la luz los diez primeros minutos de esta historia que dejará a más de uno con la boca abierta.

Con imágenes de archivo, testimonios y una voz conductora, el documental comienza relatando la historia entre la vedette y el entonces Rey de España. Corría el año 1976 cuando se conocen a través de Adolfo Suárez, pues la actriz del destape se convierte en la musa de su partido, el UCD. Al poco tiempo, ella es invitada a Palacio en medio de una época en la que los rostros del mundo del espectáculo eran parte de las recepciones reales. “A él le gustó y se la presentaron”, así es como comienza esta amistad, según Galiacho, que se prolonga más de 20 años en el tiempo.

Bárbara Rey
Gtres

Ya en 1976 y 1978, la revista Garbo comienza a enlazar en la misma publicación el nombre de Bárbara con el del Rey, aunque ella nunca ha querido pronunciarse al respecto. “Hasta que le calentaron la cabeza y ella se la dejó calentar, lo quiso mucho”, afirma Chelo. Una relación que nunca se ha dejado ver a la luz, pero que muchos periodistas y gente próxima a la presentadora de televisión española han vivido de cerca. “Don Juan Carlos acudía saliendo por la puerta de detrás de Zarzuela y llegaba muy rápido con la moto a casa de Bárbara”, así relata Juan Luis los encuentros secretos entre los protagonistas.

Pero esta supuesta relación no solo dependía del exmonarca y la vedette, sino que estuvo muy marcada por la sociedad y la política en la que se encontraba España. La figura del Emérito en aquella época era una figura muy protegida, por lo que sus encuentros “se mantenían en un circuito muy cerrado”, relata el periodista Galiacho. Con el paso del tiempo las cosas empiezan a truncarse. El director de los Servicios Secretos, Emilio Alonso Manglano, se habría encargado de proteger esos encuentros. “Propone dejarles una base operativa en una calle discreta para que se vean los dos sin que nadie les descubra”, afirma Fernando Rueda.

Con el tiempo y ciertos elementos de por medio, en 1993, la bonita amistad entre los dos se podría haberse convertido en una auténtica pesadilla para Bárbara. La vedette nunca ha traicionado al Rey Emérito -al menos no en público- pero existen ciertos rumores que afirman posibles grabaciones de estos encuentros por parte de ella. “Es falso que yo instalase en mi alcoba cámaras secretas de vídeo”, se defendía la murciana en Lecturas.

Bárbara Rey
Gtres

Lo que sí es cierto es que la relación se termina y Galiacho mantiene que es una llamada de las altas esferas al Rey lo que le pone fin. “Bárbara sabía lo que había, lo que no había y lo que podía ser”, afirma Chelo en el documental. Además, existen ciertos rumores sobre la posibilidad de que la totanera hubiese diseñado una estrategia para defenderse. “Lo que es evidente es una cosa, que a mí se me trató como a una cualquiera, que es lo que ocurre siempre con el débil y al importante se le protegió”, confesaba en 2008 para La noria. Una relación privada y secreta de la que, como afirma Bárbara, nunca ha hablado ni hablará. ¿Hasta ahora?

Continúa leyendo