Irene Villa se confiesa tras la publicación de su último libro

La periodista acaba de lanzar ‘Los ochomiles de la vida’, donde revela algunos de los momentos más duros de su vida como su divorcio o la pérdida de su mejor amiga

Irene Villaes un ejemplo de fortaleza. No han sido pocos los envistes que le ha dado la vida, ya desde niña con aquel trágico atentado terrorista en el que perdió sus dos piernas y tres dedos de sus manos. Una vida llena de ‘ochomiles’ a los que ha tenido que hacer frente y que ha superado no sin grandes dosis de esfuerzo, aceptación y dolor. Sobre ellos habla en su último libro, "Los ochomiles de la vida", que es en realidad una segunda parte de "Saber que se puede", donde narraba su dura experiencia durante la adolescencia. “Aquí recojo otros ochomiles que la vida me tenía esperando, como es la pérdida de mi cuarto bebé, el inesperado divorcio o la muerte de mi mejor amiga, que eso ha sido lo más duro”, se ha sincerado en una entrevista a Gtres, “todas estas cosas las tenía dentro y expresar lo que sientes ayuda muchísimo porque eso que duele tienes que sacarlo fuera”.

Ha asegurado que cuenta cosas muy dramáticas pero también ofrece fórmulas prácticas para que “se puedan superar cosas que en un principio crees que son insuperables”. Como en su caso, la pérdida de su gran amiga, que confiesa, “ha sido lo más difícil de abrazar”. Y es que la también psicóloga ha insistido en que el dolor hay que abrazarlo y las cosas hay que aceptarlas, porque de otro modo “estás toda la vida peleándote”. Confiesa que no le cuesta hablar de las fases más duras de su vida porque están sanadas: “Cuando sanas algo, no te importa compartirlo; creo que todo el que ha superado algo tendría que tener el compromiso de contarlo para ayudar a otros”.

Irene Villa
Gtres

Irene Villatiene claro cuál es el mensaje que quiere que cale en sus lectores. “En la vida hay cambios abruptos, inesperados, pero se trata de ir saltando obstáculos y el principal, no olvides, eres tú”, ha apuntado la periodista, quien explica que es un libro que ayudar a quitarse las creencias que nos limitan, “aquellas que quizá llevamos desde niños y, no solo no nos ayudan, sino que han frenado un futuro mucho más feliz”. Los ochomiles de la vida es un título de crecimiento personal, de empoderamiento, pero también de toma de conciencia, porque como bien indica su autora, “la mayoría de las veces la realidad no cambia, el que cambias eres tú, así que tú eres el compromiso y el deber de crear una nueva versión de ti para afrontar lo que venga”.

Centrada en disfrutar de sus hijos y en proyectos de su asociación, asegura que le encanta la incertidumbre porque “creo que cuando no hay nada cierto, todo es posible”. Una lección de vida muy oportuna para el momento presente, en el que la incertidumbre es una constante. “No solamente no le tengo miedo, sino que, al revés, me entusiasma y me ilusiona. Creo que así es como deberíamos mirar todos el futuro, como cuando pisas la arena de la playa que te quema pero sabes que vas al mar. Cuando sabes que estás pasando por una situación difícil, pero también que lo mejor está por venir. Así deberíamos vivir, sin miedo, sin ningún miedo psicológico.

Continúa leyendo