Irina Shayk habla por primera vez de su ruptura con Bradley Cooper

Irina Shayk se ha confesado sobre su historia de amor con Bradley Cooper, el padre de su hija.

Parecían la pareja perfecta, pero hace un año Irina Shayk y Bradley Cooper sorprendían a todo el mundo tras poner punto final a su historia de amor de manera amistosa. Desde entonces, ambos han hecho sus vidas por separado, siempre pensando en el bienestar de su hija, Lea de Siene. Ahora que ha pasado un tiempo prudencial, la actriz ha roto su silencio y ha contado algunos detalles desconocidos de su relación con el actor, hablando de lo bueno y de lo malo. 

Irina Shayk, Bradley Cooper
Gtres

“Creo que en todas las buenas relaciones sentimentales tu das lo mejor y lo peor de ti. Es así como funciona la naturaleza humana. Por eso dos grandes personas no tienen por qué ser una gran pareja”, dice a la publicación. Si bien lo suyo no funcionó, cree que han tenido suerte al conocerse, “creo que hemos sido muy afortunados por lo que hemos pasado juntos. La vida sin B es terreno desconocido”.

La rusa tiene mucha suerte, pero también sufre los problemas de la conciliación con su pequeña. “Es difícil encontrar el equilibrio entre ser madre soltera y ser trabajadora y la que lleva el sustento a casa. Créeme, todavía hay días en los que me levanto y pienso: 'Dios mío, no sé qué hacer, me estoy desmoronando’”. Una sensación que seguro comparten muchas mujeres que se encuentran en su misma situación.

Irina Shayk, Bradley Cooper
Gtres

A pesar de ello, por el momentoni Bradley ni Irina han dado el paso de iniciar los trámites para acordar la custodia de la niña, lo que sin duda es una gran noticia que demuestra que, si bien ya no hay amor entre ellos, hay mucho cariño y respecto, sobre todo para que la niña esté lo mejor posible.  

Hasta este momento la ex de Cristiano Ronaldo se había mostrado siempre muy discreta en lo que se refiere a su vida con el actor. Entre ellos todo cambió a raíz de la película ‘Ha nacido una estrella’, pues como contó una fuente cercada a Cooper, él estuvo “emocionalmente ausente durante el largo tiempo de grabación de ‘Ha nacido una estrella’” y, aunque intentaron arreglarlo, “todo había cambiado entre ellos”.

Continúa leyendo