Ivonne Reyes ejerce de coach con Rocío Carrasco y Rocío Flores

La colaboradora de televisión ha encontrado la felicidad en el coaching y, además, tiene muchas ganas de volver a la televisión

Poco sabemos ya de Ivonne Reyes. Y es que, parece que la vida personal de la actriz de Hechizo de amor queda actualmente muy lejos de los platós de televisión. La que fuera azafata en El precio justo encontró hace pocos meses su felicidad en el coaching. Como explicaba a la revista Jaleos, este nuevo trabajo le da “buena vibra”. Parece que -por fin- ha decidido alejarse de las polémicas que durante tanto tiempo le han rodeado.

Atrás parece haber quedado la batalla legal contra su ex, Sergio Ayala, a quien demandó por difamación y vulneración del honor. Todo empezó cuando en febrero de 2020, el expolítico se sentaba en Socialité y realizaba unas declaraciones -que tuvieron consecuencias legales- sobre la presentadora y su hijo, Alejandro Reyes. El que fuera concursante de GH VIP aseguró que el hogar familiar de Ivonne y su hijo era "una casa de locos”. Además, aseguró que mantenía una muy buena relación con Alejandro: “Yo me llevo muy muy bien con él. Yo estaba postulado, iba a ir para allá (Supervivientes), pero a una manita negra no le interesaba que fuera y deducí por qué me vetaron”. Sea como fuere, Ayala ha dejado bien claro el rencor que siente por su expareja: “Claro que hay rencor. Perdí la oportunidad de mi vida y me arruinó todo. No tengo buenos recuerdos, ¡si pudiera volver para atrás…!”.

Actualmente, la que fuera concursante en 2017 de Gran Hermano VIP, está tan alejada de los focos que poco quiere decir acerca de su ex. De lo que sí ha querido hablar ha sido de lo feliz que se encuentra su hijo en estos momentos y de las ganas que ella tiene de volver a enamorarse. “Yo siempre tengo ganas de, ya sabes, vivir”, ha declarado a las cámaras la venezolana.

Ivonne Reyes
Gtres

La colaboradora y exconcursante de realities ha hablado sobre su vuelta a la pequeña pantalla. “Con muchas ganas de volver. No sé si voy a seguir en televisión como coach. Yo colaboro y punto”. En cuanto a su hijo Alejandro, quien dio un salto a la fama concursando en Supervivientes 2020, ha expresado sentirse muy orgullosa de él y de su participación en el espectáculo de Rafael Amargo: “La verdad es que me impresiona bastante lo bueno que es. Rafael es un gran profesional, independientemente de los líos que no me quiero enterar, que todo salga bien”. Ivonne ha relatado que la idea de que su hijo formara parte del elenco de la obra Yerma fue durante una conversación con el bailarín en la que este le confesó: “no había caído que es tu hijo”. Asimismo, la venezolana no ha querido comentar nada acerca de Pepe Navarro, tema al que ya ha dado carpetazo definitivamente. Así lo ha hecho saber al público ella misma: “Estamos bien. De verdad, hace rato que dejamos de jugar”.

En cuanto a Rocío Carrasco y Rocío Flores, la creadora del reality show de Youtube Backstage Experience se ha mostrado muy empática y ha valorado el sufrimiento por el que deben estar pasando madre e hija: “Yo, la verdad, que deseo que se arreglen las cosas. No todo se hace de la noche a la mañana, hay un proceso muy largo detrás. No como coach, como una persona que ha estado muchos años con psicólogos, y es un proceso largo para todos”. Además, ha querido añadir que ve un claro sufrimiento por parte de Rocío Carrasco y que, a pesar de dedicarse actualmente al mundo del coaching, ella no es “quien para dar consejos”.

La colaboradora de televisión ha dejado bien claro -eso sí, entre risas- que su corazón está ahora mismo “solo, bonito y latiendo”. No obstante, las ganas de sentir mariposas de nuevo están más latentes que nunca: “Sí, quiero enamorarme”, ha sentenciado con una amplia sonrisa. Y es que, el hombre que venga a conquistarla tiene que tener “chispa, risas” y, sobre todo, que la haga reír. “Hoy día, con todo lo que está pasando, hay que disfrutar cada momento, cada instante. También ser consciente de dónde estamos y ser agradecidos”, se ha despedido así una Ivonne Reyes bella y espectacular, como ella misma afirmaba al principio de la conversación.

Continúa leyendo