Laura Matamoros y Anna Ferrer, jaque en paralelo a sus relaciones amorosas

Aunque todo parecía ser idílico en la vida de Laura Matamoros y Anna Ferrer con sus respectivas parejas, lo cierto es que ambas estarían pasando por una situación difícil en lo que al ámbito del amor se refiere.

La llegada del verano puede resultar ser un verdadero quebradero de cabeza para algunas parejas. Y es que, las vacaciones y el mayor tiempo de ocio pueden hacer que los roces en un noviazgo salgan a relucir más que durante la rutina, motivo por el que algunos de los tándem más consolidados del panorama nacional han experimentado ciertas crisis amorosas que podrían poner en jaque sus relaciones. Este ha sido el caso de Laura Matamoros y Anna Ferrer, que podrían estar viviendo los últimos coletazos de sus respectivas relaciones sentimentales. Según desveló el último número de Semana en exclusiva, la hija de Kiko Matamoros y la de Paz Padilla no estarían atravesando su mejor momento en lo que a lo personal se refiere, y es que, al parecer, tras varios intentos de sacar sus noviazgos a flote, podrían haberse dado cuenta de que sus amores tienen fecha de caducidad, algo que sin duda marcaría un antes y un después en el universo 2.0.

Anna Ferrer e Iván Martín
Gtres

En primer lugar, el medio citado se hizo eco de la difícil situación por la que están pasando Laura Matamoros y Benji Aparicio. Después de llevar seis años en una relación marcada por las idas y venidas, la pareja habría optado por hacer vida por separado. Una decisión que ya tomaron hace justamente un año, cuando posteriormente se enteraron de la futura llegada de su segundo hijo al mundo e hicieron de ésta el perfecto motor para dar continuidad a su relación. Pero ni el nacimiento del pequeño Benjamín habría disipado los problemas de la pareja, que van aumentando con el paso de los meses: “La convivencia y la disparidad de criterio a la hora de afrontar algunas cuestiones del día a día la final se han vuelto escollos imposibles de salvar para quienes han estado dispuestos a todo por sus niños, a quienes querían ver crecer en una familia unida. Pero para Benji y para Laura no está siendo fácil, y aunque creyeron que la llegada del pequeño Benjamín solucionaría sus problemas de pareja, finalmente no habría podido ser así”, añadía una fuente para Semana.

Laura Matamoros y Benji Aparicio
Gtres

Por esta razón, la influencer y el cocinero llevarían varias semanas haciendo vida por separado, lo que significaría que podrían estar al borde de la ruptura tras seis años de relación. De hecho, ambos han disfrutado de las vacaciones de Semana Santa en destinos diferentes, estando Laura con sus dos hijos y unas amigas en Marbella: “Llevan ya un tiempo distanciados. Ella se está refugiando mucho en sus amigas”, reconocían las fuentes mencionadas. Y por si fuera poco, era el pasado martes cuando Matamoros ponía tierra de por medio nada más y nada menos que para viajar hasta Nueva York, para dar continuidad a sus compromisos habituales como de costumbre. Una escapada en la que no ha contado con la compañía de Benji, evidenciando aún más su crisis.

Laura Matamoros y Benji Aparicio
Gtres

Algo muy similar le estaría ocurriendo a Anna Ferrercon su novio, Iván Martín. Semana también ha sido la encargada de confirmar que la relación sentimental de la hija de Paz Padilla pende de un hilo desde el mes de enero, aunque ha sido durante las últimas semanas cuando se ha agravado de manera notable: “La convivencia ha desgastado muchísimo a la pareja. Anna estaba muy pendiente de él cuando cada uno vivía en sus respectivas casas, pero desde principios de año luchan por algo que ambos saben que está herido de muerte”, confirmaban fuentes cercanas a la pareja para la revista. Pero el día a día no habría sido el único detonante de esta crisis amorosa, ya que el viaje que Anna protagonizó a Sevilla para someterse a su operación de cirugía estética también habría marcado la continuidad de la pareja: “Ese fue el punto de inflexión que a ella le hizo cambiar el chip. Se dio cuenta de que estaba bien sin él y que no lo echaba de menos”, explican algunos testigos. Y es que, en un momento tan importante para ella no contó con la compañía de su novio, lo que habría provocado cierto malestar entre ambos.

Anna Ferrer e Iván Martín
Gtres

Al igual que Laura y Benji, Anna e Iván habrían disfrutado también de una Semana Santa distanciados, en la que Ferrer ha aprovechado para conectar con sus raíces al viajar a Cádiz en absoluta soledad: “No es capaz de pronunciar la palabra crisis o ruptura. Tiene miedo porque viene de otras relaciones en las que lo ha pasado mal y no quiere ser ella la que meta la pata otra vez”, aseguraban las mismas fuentes para el medio citado previamente.

Continúa leyendo