Leonor coquetea con Chanel y deja atrás la niña que fue

La princesa Leonor brilla rompe con todo su vestuario anterior y luce un espectacular vestido rojo en los Princesa de Girona

Princesa Leonor
Gtres

Como ya sucedió en Oviedo hace tres semanas, Leonor de Borbón volvió a ser protagonista indiscutible gracias a otro debut. Una Barcelona en plena convulsión aguardaba la llegada de los Reyes y sus hijas para entregar los Premios Princesa de Girona en el Palacio de Congresos de la Ciudad Condal. Había mucha expectación por saber cómo se iba a desarrollar la segunda gran cita para Leonor y lo cierto es que no decepcionó. Especialmente llamativo fue que por fin abandonó el estilo infantil algo anodino que venía mostrando en las últimas citas y que le había valido alguna que otra crítica.

Princesa Leonor
Gtres

La princesa Leonor hizo un guiño a la unidad nacional en esta etapa tan conflictiva apostando por el color rojo, ‘heredado’ de su madre. Y es que doña Letizia se guarda esta tonalidad como fetiche para las grandes ocasiones. Su hija lució un elegante look compuesto de dos piezas, estilo Chanel, en tweed rojo formado por un cuerpo abotonado en la parte izquierda y una falda. Acierto de estilo absoluto para la Princesa.

Como calzado, sus ya míticas bailarinas que aúnan comodidad y elegancia a partes iguales. Otro aspecto que destacar es que llevó la melena suelta, igual que en Asturias, y que portó unos pendientes pequeños dorados de la firma Coolook, que pertenecen al joyero de la reina Letizia. Lejos de resultar aburrido, la apuesta monocromática de Leonor se ganó el aplauso generalizado porque abandonaba al fin las tonalidades azules que tantas veces la han acompañado en los eventos reales. Su outfit le ha servido para eclipsar a su hermana Sofía a quien su madre vistió con una pieza de manga corta blanca con drapeado en la cintura. La infanta lucía elegantísima, pero cedió protagonismo a su hermana, que al fin y al cabo era la estrella de los Princesa de Girona. Algo que se demuestra en detalles como que no llevó pendientes para adornar sus orejas.

Continúa leyendo