Letizia, en vaqueros y de concierto, con sus hijas y el Rey

Doña Letizia, el rey Felipe, la princesa Leonor y la infanta Sofía, acudieron el pasado domingo 6 de octubre al concierto de Ara Malikian en Madrid

Les dejó un magnifico recuerdo y han decidido repetir. Los reyes Felipe y Letizia, acompañados por las infantas Leonor y Sofía, aplaudieron de nuevo al violinista Ara Malikian. Fue el plan de fin de semana que la Reina organizó para salir con sus hijas y el Rey. Así, el sábado, a las nueve de la noche, se les vio llegar al WiZink Center de Madrid para escuchar el Royal Garage World Tour, último trabajo del violinista, músico del que ya disfrutaron hace un año. Entonces, en agosto de 2018, la cita fue en el Port Adriano Music Festival y fueron junto a la reina Sofía, la infanta Elena e Irene de Grecia.

La buena temperatura invitó a que doña Letizia vistiera pantalones vaqueros y una camiseta sin mangas, aunque llevaba una chaqueta por si acaso refrescaba, como suele pasar cuando anoche. Sus hijas, que siguen luciendo melena rubia lisa y perfecta, llevaban ambas pantalones vaqueros; Leonor, jersey blanco a rayas y Sofía, camiseta azul de manga corta. El Rey escogió también vaqueros y los coordinó con camisa de color gris y americana azul. La estampa familiar no pasó desapercibida para los seguidores del musico que llenó el recinto.

Letizia descubrió al musico libanés, de origen armenio, en los cursos de verano de la escuela Internacional de Música de la Fundación Príncipe de Asturias, en 2014, en el que fuera su primer acto oficial como reina en Oviedo, su tierra natal. Malikian ha conquistado a los amantes de la música clásica con su peculiar estilo y también a nuevas generaciones. Precisamente, el próximo día 19 se estrenará el documental ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, dirigido por su mujer, la española Natalia Moreno, en el que se narra la vida difícil de este músico que aporta una nueva versión a la música clásica y contemporánea. Su padre le enseñó el primer violín -dicen que con 6 años- y desde entonces nunca ha dejado de tocar. Cuando dio su primer concierto importante, solo tenía 12 años. Desde niño, la música fue su compañera más fiel y al llegar la guerra a su país, el salvoconducto para su libertad y su futuro. El documental une su vida personal a su última Gira Sinfónica por los mejores escenarios del mundo. El pasado sábado, no defraudó.

Continúa leyendo