Vídeo de la semana

Lo último que esperabas: Miley Cyrus se mete al negocio de la marihuana

La cantante estadounidense ha abierto el primer coffee shop de Hollywood en La Brea Boulevard junto al músico Mark Ronson y el humorista Chris Rock

Miley Cyrus
Gtres

Miley Cyrus acaba de inaugurar su Lowell Cafe en La Brea Boulevard, el primer negocio de marihuana en pleno Hollywood, un café restaurante al estilo de los famosos coffee shop de Ámsterdam que va a dar mucho que hablar en toda California. Sus recientes rupturas sentimentales, la primera con su ex marido Liam Hemsworth y la segunda con la bloguera Kaitlynn Carter, tras dos meses de relación, no parecen haber acabado con su espíritu rompedor ni sus ganas de aventura. En el terreno sentimental, lo último que ha dejado claro en sus redes sociales es que prefiera la compañía de sus perros.

El pasado uno de octubre, asociada con el humorista Chris Rock y el músico Mark Ronson, la cantante abría las puertas del café, un local que cuenta con capacidad para más de doscientas personas. Cumplía así su gran sueño de convertirse en empresaria. Estados Unidos ha legalizado el consumo de marihuana de manera recreativa en once de sus estados y ella ha decidido aprovechar el hueco que le brinda la ley. Aunque nunca ha tenido problemas en reconocer abiertamente que es consumidora de esta droga: “A principios de mis 20 no solo fumé, sino que defendí la marihuana, experimenté con drogas, mi canción más importante hasta la fecha es sobre bailar con MDMA y meterme rayas en el baño”, aseguro haber dejado de fumar en 2017.

Al igual que en Ámsterdam, en su local hay cafés, zumos, tés y batidos, pero nada de alcohol, la ley no lo permite. La estrella es el menú basado en tetrahidrocannabinol y cannabidiol pero también hay comida para aquellos que no quieren saber nada de drogas. Siempre provocadora y controvertida, esta vez no iba a ser menos, la cantante ya cuenta con detractores en su nuevo negocio, ha recibido quejas de la sinagoga que se encuentra en la acera contraria al local, algunos de los rabinos que acuden a ella han expresado su preocupación por los humos en Los Ángeles Times.

Continúa leyendo