Lucía Rivera reflexiona sobre el amor tóxico

La hija de Blanca Romero publica una columna en un periódico para hablar sobre celos, clichés amorosos y cómo gestionar una relación.

Lucía Rivera dejó hace tiempo de ser tan solo la hija de una de las modelos españolas más conocidas, Blanca Romero, para convertirse en un referente en moda por méritos propios. A su faceta hay que sumarle la de influencer sin serlo -las marcas publicitarias se pelean por ella- y la de periodista. La joven se estrenó hace poco como redactora a través de columnas semanales en el diario La Vanguardia. El último texto escrito ha levantado ampollas y está siendo muy comentado. En él reflexiona sobre un concepto tan amplio como el amor 'romántico' cuando incluso a veces roza lo tóxico. 

Lucía Rivera
Gtres

El principio del artículo es realmente prometedor: "Cada día que pasa somos más conscientes de lo que es el amor tóxico, de lo que no nos conviene y de lo que sí, y de que algunos clichés románticos han sido realmente dañinos para todos". Lucía Rivera versa su pensamiento sobre la facilidad de volver a ser preso/a de una relación dañina: "Cuando me paro y analizo mi alrededor siento que en muchas ocasiones predominan las discusiones, y que la poca responsabilidad afectiva está a la orden del día. Es fácil caer en una relación tóxica, pero es más fácil aún recaer en una. Bajo mi punto de vista, eso ocurre porque una vez has sufrido una relación tóxica es más sencillo repetir esa situación, quizá por la normalización y por haber interiorizado y haber aprendido a amar y a ser amado de esa forma". 

La hija a la que el torero Cayetano Rivera dio sus apellidos no se ha escondido a la hora de mostrar su punto de vista: "Las montañas rusas son divertidas, pero no cuando hablamos de emociones. Esas relaciones en las que no te hacen sentir seguro, las de tira y afloja, o aquellas que no te dejan respirar, que te amordazan y anulan pueden llegar a ser como una droga. La responsabilidad afectiva es un indispensable en el amor sano". 

La última relación sentimental conocida de la modelo fue con el piloto de motociclismo español, Marc Márquez, junto a quien estuvo un año y medio, poniendo fin a su historia en marzo de 2020. 

Marc Márquez, Lucía Rivera
Gtres

Lucía Rivera se muestra nostálgica de la gestión del amor que se hacía antes: "Admiro a nuestros mayores por esas relaciones que han durado toda una vida, aunque ahora ya las veamos lejanas e imposibles. Para muchos quizá sea porque en este momento ya puedes ligar con un simple click. Ahora, en cuanto llegan las dudas en una relación, estamos acostumbrados a escaparnos, porque sabemos que con otro click volveremos a estar al principio de una nueva relación, y encima en la fase de enamoramiento, la más bonita, pero a la vez la más engañosa", explica. Asimismo, cuenta cómo ha cambiado su percepción de la vida: "Siempre me pareció algo bizarra e hipócrita aquella expresión de 'si no te quieres tú no te va a querer nadie'. Y a día de hoy me la tatuaría en la frente. Cómo sabremos si lo que estamos recibiendo en una relación es sano, si a veces la relación con nosotros mismos es pésima. Parar y analizar que es lo que estamos recibiendo, y si aquello nos hace sentir a gusto o atrapados, es un gran paso para salir de las relaciones tóxicas. Muchas veces nuestras expectativas juegan con nosotros, se convierten en vendas y no nos dejan ser conscientes ni ver que realmente no estamos viviendo algo sano". 

Lucía Rivera, Marc Márquez
Gtres

No han sido tiempos fáciles para ella. Hace unos meses confesó abiertamente que estaba pasando un mal momento: "Un día me desperté y me encontraba apática. Al día siguiente tenía miedos que no reconocía, me costaba muchísimo socializar. Mi cerebro me estaba diciendo: '¡Basta, dame un respiro!'. Es importante hacer caso a esas señales”. Se puso en tratamiento terapéutico y uno de sus grandes aliados ha sido el deporte: "El otro día le contaba a mi psicóloga lo bien que le sentaba entrenar a mi cabeza, lo mucho que me costaba volver a coger el ritmo después de todo, antes entrenaba fuera a la hora que fuera, y ahora hasta me costaba hasta salir de casa. Ahora me siento tal que así. El poder de los pequeños retos…". 

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo