Macarena Gómez y Aldo Comas, la pareja más imprevisible, estrena negocio. ¿Sabes de qué se trata?

Excéntricos como pocos, ahora se decantan por una experiencia que cumple “el mayor sueño del ser humano”

Hablar de Macarena Gómez y Aldo Comas es hacerlo de improvisación, espontaneidad y una pizca de excentricidad que les hace unos cuerdos muy locos. La pareja tiene un espíritu emprendedor activo que los ha llevado a poner en marcha un negocio que promete mucho. Se trata de 'Terminal Zero', un nuevo túnel del viento, en el que, además de volar, se puede disfrutar de una experiencia gastronómica y de realidad virtual.

La experiencia se puede visitar en Zaragoza y no es casualidad, se trata de un punto estratégico al estar a medio camino entre Madrid y Barcelona: “Está situado al lado de Puerto Venecia, el centro comercial con más visitas de España. Mi familia le tiene un cariño especial a esta ciudad porque mis padres se instalaron aquí cuando se casaron y aquí nació mi hermana. Además, siempre me han dicho que los mañicos son los más simpáticos con los gaditanos”, cuenta Macarena Gómez a la revista ‘Diez Minutos’.

Macarena Gómez y Aldo Comas
Gtres

Aldo y su mujer buscan que la gente pueda disfrutar de lo que para él es “el mayor sueño del ser humano: volar”. Y es que Comas es paracaidista desde los 15 años y después de transmitir a su esposa la pasión por las alturas, ahora quiere que la gente de España pruebe una sensación única. Tan convencidos están de su nuevo proyecto que no descartan llevarlo al sur de España, de donde es originaria Macarena Gómez.

Macarena Gómez y Aldo Comas
Gtres

El matrimonio estuvo acompañado de grandes amigos en la presentación del túnel del viento. Uno de ellos Paola Dominguín, la hermana de Miguel Bosé, que se mostró entusiasmada: “Me apetece vivir la experiencia de volar y por eso estoy aquí. Este proyecto es muy atrevido y una gran idea”. También se dejó caer por allí el diseñador Juan Avellaneda, que confesó que tenía algo de miedo a las alturas pero que por supuesto que probaría la flamante creación de gran amigo Aldo Comas.

Continúa leyendo