Vídeo de la semana

María Pombo tranquiliza a sus fans tras su paso por el quirófano

La influencer ha compartido con sus seguidores de Instagram los detalles del último retoque estético que se ha hecho

Maria Pombo
Gtres

María Pombo ha regresado a Instagram. Y es que, si bien había colgado fotos en su perfil, la influencer estaba desaparecida de los stories, donde suele compartir su día a día. ¿La razón? Haber pasado por el quirófano para hacerse un retoque estético.

Este lunes, para despreocupar a sus fans, María Pombo ha revelado con detalles el porqué de su ausencia. “Una vez más y espero que la última. Este es el motivo de haber estado desconectada estos días. No me ha pasado nada grave, estoy perfectamente. Muchas gracias por vuestra preocupación. Ha sido una operación estética al 100%. Llevaba mucho tiempo sabiendo que me iba a ‘tener’ que volver a someter a una segunda rinoplastia, ya que en estos dos últimos años mi nariz ha ido deformándose poco a poco y no terminaba de estar cómoda”, escribió junto a una imagen publicada en sus stories.

Maria Pombo
Gtres

Inmediatamente después, la influencer decidió abrir una ronda de preguntas para aclarar las dudas de sus seguidores. Sin embargo, ante la gran cantidad de mensajes, ha decidido contar todo el proceso a través de varios vídeos. Tras agradecer por la preocupación y el respeto que ha recibido por parte de sus fans, ha recordado una historia que ya ha contado con anterioridad. A los nueve años, María Pombo se rompió a la nariz en unos coches de choque y a los 13, se la volvió a romper en una piscina. Lo que hizo que se le desviara el tabique y que le ocasionaron ciertos problemas. “Después de esas dos veces, lo único que hacía era mirar narices, ser super insegura,respirar mal y que todos los días de mi vida me sangrase la nariz”, ha explicado la influencer.

Maria Pombo
Gtres

Para solventar todos estos inconvenientes, María Pombo decidió operarse a los 23 años. Una cirugía a la que, según ella misma ha asegurado, asistió con muchísimo miedo e inseguridades. Entonces contaba con alrededor de medio millón de seguidores y lo único que le pedía al cirujano era que no cambiara su gesto. “Que no me dejara la típica nariz perfecta de Barbie”, ha explicado. Si bien acudió al quirófano con muchas exigencias, la influencer estaba contenta con los resultados porque, además de estar mejor a nivel estético, respiraba perfectamente y no sangraba. No obstante, dos años y medio después no veía mayor cambio a nivel estético y comenzaron a aparecer nuevas imperfecciones. “Poco a poco iba viendo que mi nariz iba cambiando. No estaba del todo cómoda con el resultado final”, ha afirmado.

Maria Pombo
Gtres

A lo largo de sus stories, María Pombo ha desvelado que no hablaba de esta situación con nadie hasta que el pasado mes de agosto se cruzó, por casualidad, con un cirujano. Fue allí cuando asumió que tenía que ponerse, de nuevo, en manos de un profesional. Una decisión que, finalmente ha llevado a cabo cinco meses después.

Continúa leyendo