Mariló Montero, una autentica maestra del feminismo

"No debiera haber ninguna mujer no feminista. El feminismo te da la libertad", ha dicho Mariló Montero durante la presentación de su nuevo libro

Mariló Montero
Gtres

Mariló Montero vuelve a ponerse en el foco público gracias a su nuevo libro, ‘La maestra: La apasionante historia de María de Maeztu y la Residencia de Señoritas’, un título que ha coescrito junto a la periodista Carmen Gurruchaga y con el que buscan dar a conocer la figura de esta mujer que hizo tanto por el feminismo hace más de un siglo. En más de una ocasión, la de Navarra se ha declarado como una mujer feminista, algo que ahora queda más claro que nunca.

Mariló Montero
Gtres

Tanto es así que a Mariló no le tiembla la voz al asegurar que “para ser una mujer libre hay que ser feminista”. De hecho, en su opinión todas las mujeres deberían apoyar este movimiento social, “no debería no haber ninguna mujer no feminista. El feminismo te da la libertad”, dice rotunda.

Una determinación que no se queda únicamente en ella, ya que se lo ha intentado inculcar a sus hijos, Rocío Crusset y Alberto Herrera: “yo tengo varón y hembra y los dos están educados para que respeten los derechos fundamentales de ambos sexos”. Unas palabras en las que coincidía su compañera de libro, a quien también le fascinó la protagonista del libro.

Mariló Montero
Gtres

“Absolutamente, yo me enamoré de ella. Empecé a leer ya cartas de ella, conocí a su familia… Viendo fotografías me metí tanto, tanto, tanto en su vida, que sentí lo que ella sentía, incluso cuando caía enferma, me gustó muchísimo. ¿Identificarme? Pues sí, es una mujer muy estudiosa, muy valiente, muy rigurosa. Dio su vida entera por lo que creía”, desveló Mariló Montero sobre María de Maetzu.

“Yo creo que fue una mujer muy libre, y eso me parece fundamental. Fue libre a la hora de pensar, fue libre a la hora de educar, educó en valores progresistas y yo diría principalmente, tampoco era sectaria, era una mujer que aceptaba, aunque no compartiera, ideas de toda clase, y yo valoraría eso, lo libre que era, que era una mujer libre, que no era sectaria y que era muy tolerante con las ideas ajenas”, dijo por su parece Carmen Gurruchaga.

Continúa leyendo