Vídeo de la semana

Miley Cyrus defiende su derecho a rehacer su vida tras su divorcio

La artista ha escrito una reflexión en Twitter tras ser pillada besándose con un músico

Liam Hemsworth y Miley Cyrus
Gtres

Miley Cyrus no se va a callar más. La que fuera Hannah Montana ha decidido que no va a permitir que le critiquen por la vida que ha elegido, y mucho menos con cosas que si se vieran en un hombre serían aplaudidas y alabadas por una parte de la sociedad. Su separación de Liam Hemsworth ha caído como un jarro de agua fría no solo para su entorno y el del actor, sino también para los seguidores de la pareja.

La juventud de ambos y el hecho de que llevasen juntos casi una década había hecho de su amor casi un icono adolescente y al anunciar su divorcio las críticas hacia la exchica Disney fueron tan feroces que ella se vio obligada a plantar cara. En su separación no había terceras personas y su decisión estaba basada en su necesidad de seguir hacia delante y dejar atrás ataduras a una etapa que quería superar: así de explícita fue Miley en su comunicado.

Ahora, cada paso de la cantante es mirado con lupa por propios y extraños y el hecho de que en los últimos días haya aparecido en actitud más que cariñosa con el cantante Cody Simpson ha vuelto a desatar un alud de descalificativos. Pero Cyrus no solo ha vuelto a hablar, sino que lo ha hecho lamentando la desigualdad con la que se le trata solo por su condición de mujer y dejando claro que, mientras esté soltera, verla acompañada y teniendo citas se convertirá en algo habitual: “Es muy raro que a hombres se les haga sentir como ‘fulanas’ por sus nuevas conquistas. Ellos pasan de una mujer joven preciosa a otra sin ningún tipo de consecuencia la mayor parte de las veces. De hecho, cuando esto ocurre nos referimos a ellos como ‘cracks’, rompecorazones, machotes, donjuanes, etc. Mientras que a las mujeres se nos califica de frescas o fulanas. Estoy tratando de sobrevivir en un mundo de hombres. Si no puedes con ellos, únete a ellos. Estoy intentando salir del agujero y, como siempre, reírme de mí misma y de la percepción que el gran público tiene de mí. Pero acostumbraos a mis citas. Ahora mismo es lo que me toca”.

Continúa leyendo