Paula Echevarría se queda sin uno de sus planes favoritos

La pandemia de COVID-19 va a impedir que la actriz española celebre esta noche la fiesta de Halloween, uno de los días del año donde más disfruta.

Si en el extranjero es Heidi Klum la reina de los disfraces de Halloween, en España ese honor lo tiene Paula Echevarría. A la actriz le apasiona la noche más terrorífica del año, esta que va del 31 de octubre al 01 de noviembre porque es el momento perfecto de reunirse con sus amigos y hacer una fiesta de disfraces. Es lo que ella llama la 'chupipandi', encabezada por su gran amiga Alicia Promesas o el coreógrafo Poty del Castillo. Por supuesto, desde hace dos años tampoco falta su pareja, Miguel Torres. 

 

Paula Echevarría
Instagram

Lamentablemente, Paula Echevarría se va a quedar este año con las ganas. El maldito COVID-19 ha arrasado con todos los eventos sociales, fiestas y con las reuniones de más de 6 personas. Así las cosas, la actriz se queda sin una fiesta que le hace especial ilusión. El año pasado nos dejó a todos boquiabiertos con su disfraz de Caperucita Roja sangrienta. La intérprete de 'Ola de Crímenes' prepara con mucho tesón y esmero sus disfraces y lo cierto es que cada año se supera, así que no es de extrañar que esté un poco disgustada por no poder llevar a cabo uno de sus planes favoritos.

Cada 31 de octubre se reúne con su gente para comer, bailar, beber y pasar una noche de terror inolvidable. La hemos visto vestida de novia cadáver, de zombie y hasta de muñeca diabolíca. Sin embargo, no toda la esperanza está perdida. A falta de pocas horas para la medianoche, la gran pregunta es si Paula Echevarría decidirá hacer la fiesta de Halloween en su propia casa junto a Miguel Torres y a su hija, Daniella Bustamante. 

 

En cualquier caso, este será el último Halloween que Paula pase embarazada. Se espera que para el primer trimestre del 2021 nazca su segundo hijo, un niño que hará las delicias de su mamá y de su papá, un Miguel Torres que se estrena en la paternidad. La feliz pareja y Daniella, fruto del matrimonio de la actriz con David Bustamante, están tremendamente felices con la llegada de este nuevo inquilino al acogedor hogar que ambos tienen en Villafranca del Castillo, Madrid. 

La asturiana lleva bastante bien la gestación, si bien es cierto que ya ha empezado a notar las primeras molestias. Ella misma lo relataba en las redes sociales a sus fans: "Buenas tardes… ¿o buenas noches? ¡Qué sueño tengo últimamente a todas horas!” Metida ya en el segundo trimestre de embarazo, parece que la asturiana no se libra de uno de los síntomas típicos que más afectan a las embarazadas, el cansancio y el sueño".

Continúa leyendo