Primeras palabras de Luis Lorenzo y su mujer tras ser detenidos por supuesto asesinato: ''Todo es falso, somos inocentes''

La pareja acude a los juzgados a firmar y rompe su silencio ante las cámaras, en medio de una gran expectación.

Luis Lorenzo ha comenzado la semana con la misma expectación mediática que la terminó. El actor y su mujer, Arantxa Palomino, están acusados de haber asesinado a la tía de ella (Isabel) al envenenarla con metales pesados en junio de 2021. El objetivo habría sido quedarse con su herencia. La Justicia dejó a ambos en libertad provisional. Y mientras se dirime en los juzgados su inocencia o no, las tertulias televisivas han situado este asunto como uno de los más comentados durante los últimos días.

La semana ha comenzado con movimientos en este aspecto ya que, tanto el que fuera intérprete de La que se avecina como su mujer, han acudido a los juzgados de Arganda del Rey (Madrid) a firmar. Lorenzo entró en torno a las 10:15 horas de la mañana a las dependencias judiciales para cumplir con las premisas que se le han asignado. La primera en atender a la prensa era Arantxa, quien a la carrera pronunciaba sus primeras palabras tras la detención: "Respeto vuestro trabajo pero es absolutamente falso. Somos inocentes, nuestra máxima colaboración con la Justicia para esclarecer esta situación cuanto antes. Todo lo que se está comentando mediáticamente es falso y se acreditará documentalmente", ha dicho con mucha seguridad. 

Arantxa Palomino, mujer de Luis Lorenzo
Arantxa Palomino, mujer de Luis Lorenzo/ Gtres

A su salida del juzgado, la mujer de Luis Lorenzo ha vuelto a hablar: "Somos inocentes, no voy a decir nada más. Tenemos la conciencia absolutamente tranquila. Además, había una persona contratada 24 horas para cuidar de mi tía". Sobre su estado de ánimo, reconoció no ser ni mucho menos el mejor: "Cuando eres inocente y te ves en una situación así, ¿cómo crees que voy a estar? Yo apelo a la presunción de inocencia. Confío en la Justicia". Superada por momentos por la presión del momento, Arantxa pidió en varias ocasiones a los medios que no hicieran más preguntas porque no iba a responder: "No puedo decir nada más, hay un secreto de sumario, cuando llegue el momento hablaré, pero ahora se está diciendo una batería de mentiras. Es todo falso", repitió. 

Unos instantes después llegaba el turno de Luis Lorenzo. El actor tuvo una actitud mucho más relajada y distendida frente a las cámaras, esbozando incluso alguna sonrisa. "Me encuentro perfectamente, estoy tranquilo porque soy completamente inocente", fueron sus primeras palabras. 

Una vez rubricada su firma en los juzgados, quiso hacer una exposición de argumentos sin preguntas: "En primer lugar quiero agradeceros a vosotros (la prensa) porque respeto profundamente vuestro trabajo. Tanto mi mujer como yo somos inocentes y pido respeto a todos los medios. Estoy convencido de que esto va a quedar aclarado. No voy a hablar absolutamente nada más". Sobre cómo se encuentra, Lorenzo se mostraba muy preocupada por sus hijas pequeñas. "Es una situación muy complicada para las menores". No quiso entrar en acusaciones derivadas del supuesto asesinato, declaraciones de exparejas de Luis Lorenzo y demás, pero dejó caer que ha tomado medidas legales para demostrar su verdad, así como que "Arantxa y yo estamos muy unidos, somos una piña". 

Luis Lorenzo
Gtres

Todo se desarrolló de manera truculenta y premeditada, según parece, ya que familiares de la fallecida sostienen que la relación entre Luis Lorenzo y Arantxa con la fallecida nunca fue buena. "Arancha invitó hace un año a su casa de Rivas a Isabel, una tía viuda suya que vive en Asturias y tiene una edad avanzada. A José, el hermano de Isabel, le pareció todo muy raro y sospechoso, porque cuando la llamaba por teléfono para ver cómo estaba, Arancha y Luis le fiscalizaban el móvil y le impedían hablar con ella. Su angustia aumentó al ver que pasaban los días e Isabel no regresaba a casa. La ausencia duraba mucho tiempo, concretamente desde marzo de 2021. Así que barruntó que algo no iba bien y decidió presentar una denuncia por desaparición en un cuartel de la Benemérita", informó El Confidencial.

Una vez puesto el requerimiento ante las autoridades, la tía Isabel fue localizada en el domicilio de Luis Lorenzo, quien impidió a la Guardia Civil la entrada a su casa. Otro gesto que hizo levantar todas las sospechas fue que la mujer gastó 30.000 euros durante el tiempo que estuvo junto a su sobrina, un dispendio mucho más elevado del que acostumbra habitualmente. En junio de 2021 perdería la vida y en un primer momento los detenidos lograron un certificado de muerte natural, pero el hermano de la víctima no estaba de acuerdo y decidió solicitar una autopsia. El informe forense fue esclarecedor al encontrar “dosis elevadísimas” de metales pesados en su cuerpo, determinándose que la víctima murió envenenada y que la etiología de su fallecimiento es ‘violenta/homicida’.

Lorenzo y Palomino no solo están acusados de asesinato por envenenamiento, sino también de desatención y maltrato psicológico a la anciana. De hecho, podrían haberla abandonado en un restaurante de comida rápida del centro comercial H2ocio de Rivas-Vaciamadrid, según expuso el diario ABC. Después del registro del domicilio de Luis y de ser arrestados, la Justicia busca la verdad. Hasta ahora, el investigado no se había pronunciado, pero sí su abogado, Francisco Pérez, quien atendió telefónicamente a Viva la Vida este fin de semana: "Lo que sabemos es lo que se ha filtrado en los medios de comunicación, tenemos una carencia absoluta de información y desconocemos los términos de la investigación, nos movemos en la especulación. Sabemos que hay dos autopsias y en una de ellas se desvela la existencia de materiales pesados", comentaba. Además, planteaba ciertas dudas sobre el proceso de autopsia: "Se habla de metales pesados, pero ¿hasta qué nivel estos provocan la muerte? No se habla de un envenenamiento convincente. ¿Hubo alguna contaminación de las pruebas? Son muchas las dudas que hay. Mis clientes no se negaron a enviar el cadáver a Asturias", dijo, negando que su cliente tuviera mala relación con la tía Isabel.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo