¿Quién es Mario? La pista en la playlist de Albert Rivera que lo desvelaría todo

Albert Rivera utiliza este nombre masculino para nombrar una de sus listas en Spotify. ¿Misterio resuelto?

Albert Rivera y Malú dieron la noticia del mes y puede que del año este pasado 4 de diciembre. La pareja anunció que estaban embarazados. Una buena nueva que llega después de los rumores surgidos durante las últimas apariciones de la cantante en las que -presumiblemente- se la veía con más tripita.

“Me emociona muchísimo poder compartir con vosotros este maravilloso regalo que nos ha hecho la vida: ¡Vamos a ser papás! Nos gustaría vivir este deseado embarazo con la mayor tranquilidad para poderlo disfrutar como merece. Una vez más, gana el amor”, escribían ambos en sus perfiles.

Malú
Gtres

Foto de un chupete mediante, Albert y Malú quisieron compartir con el mundo entero está feliz novedad y las redacciones de medios de comunicación comenzaron a utilizar sus armas investigativas para conocer más datos. Una parada obligatoria son las redes sociales, donde siempre se encuentra algún dato valioso. También en la música. Es precisamente aquí donde el expolítico de Ciudadanos ha dejado constancia de un hallazgo muy valioso.

Si entramos en el perfil de Albert Rivera en las listas de reproducción de Spotify hay algo que nos llama poderosamente la atención: una de las playlist tiene como nombre ‘Mario’. Pero lo mejor no es eso sino que su contenido son… ¡dos canciones infantiles! Para más inri, Rivera cuenta con otra lista llamada Daniela, que es el nombre de su hasta ahora única hija, la que tuvo con Mariona Saperas, su primera mujer.

Albert Rivera
Spotify

¿Es la pista definitiva? Las piezas del puzle parecen encajar casi a la fuerza y de no ser así serían demasiadas casualidades. Sobre todo porque el resto de las listas están dedicadas a rumba, blues, salsa, soul, música de los 80 o los 90, flamenco y al mítico grupo de rock Queen. Si será un niño lo que esperan y si se llamará Mario solo se encargará el tiempo de confirmarlo. Mientras tanto, solo nos queda reunir pistas.

Continúa leyendo