Rosalía tres meses antes de ‘Malamente’: historia de un ascenso

Dos años después de la salida de ‘Malamente’ la artista catalana sigue batiendo sus propios récords

Pocos ‘booms’ contemporáneos son comparables al éxito de Rosalía. Cuando hace dos años exactos la músico catalana publicó ‘Malamente’ era  una artista prácticamente desconocida para el gran público. Aunque su primer disco, ‘Los Ángeles’, había hecho del suyo un nombre conocido para críticos y expertos y estaba empezando a llenar salas a base de compases y ritmos flamencos, su aterrizaje ante el gran público tuvo menos que ver con la música de lo que le hubiera gustado. Era febrero de 2018 y la artista tenía 90.000 seguidores en Instagram, red social en la que, presa de la emoción, compartió sin darse cuenta el número de teléfono de Pablo Alborán, quien le había mandado un audio alabando su música.

Esa fue la primera vez que el nombre de Rosalía ocupó titulares en portales y webs no especializados en música. Algo que queda lejano si se tiene en cuenta la velocidad de su ascenso en la música y el arte nacional y mundial.

Aunque ‘Malamente’ fue, sin duda’ la catapulta de Rosalía al éxito definitivo, los dúos ‘Brillo’ con J Balvin y ‘Antes de morirme’ con C Tangana ya se bailaban en todas las salas. Unos días antes del estreno de ese ‘trá trá’ que ya es un icono de la cultura actual, la cantante declaraba en un documental que ella misma compartió en sus redes sociales que había arriesgado todo lo que tenía por su nuevo trabajo. “Todo lo que tengo lo estoy dejando aquí. Estoy en números rojos, arriesgando mucho. El proyecto es lo que siempre he querido hacer, llevo mucho pensando en hacer un disco como el que voy a lanzar. La inspiración flamenca sigue allí pero, a su misma vez, es otra cosa”. Y tanto que lo era.

Obama, las Kardashian, Antonio Banderas y Pedro Almodóvar son solo algunos de los VIPS que no tardaron en caer rendidos ante la fusión de flamenco con música urbana que ofrecía la joven música. Y hubo críticas, y acusaciones de apropiación cultural. Y Rosalía nunca faltó el respeto y continúa su ascenso hacia lo más alto. 

Continúa leyendo