Rosanna Zanetti responde a las preguntas más personales de sus seguidores

La mujer de David Bisbal ha revelado en sus historias de Instagram que sufrió una amenaza de aborto

Son muchos los influencers que, en días como estos en los que se nos acaban las ideas de qué hacer, utilizan las historias de Instagram para resolver dudas que plantean sus seguidores sobre cualquier ámbito de la vida. En esta ocasión, ha sido Rosanna Zanetti, esposa de David Bisbal, la que nos ha revelado algunos detalles de su vida que aún desconocíamos.

La esposa del cantante ha aprovechado la cuarentena para responder dudas acerca del tema que ha inundado sus mensajes directos: su embarazo. La actriz ha contado de forma natural cómo fue su parto con detalles que hasta hora se desconocían. “En la semana 38, me desperté con pérdida de líquido, pero no estaba segura de si se rompió la bolsa, no tuve contracciones. Llamé a mi médico y me dijo que esperase un poco. A lo largo del día se rompió la bolsa, estuve súper tranquila, me vestí y fuimos al hospital. Cuando me examinaron vieron que tenía 3 centímetros de dilatación”, ha explicado la mujer de Bisbal.

Rosanna Zanetti
Gtres

Rosanna ha desvelado cómo fueron las primeras semanas de gestación, ya que la venezolana no pudo hacer deporte durante ese tiempo porque tuvo una amenaza de aborto, tal y como ha sincerado a sus followers. Esta difícil experiencia ha salido a la luz después de que le preguntaran qué rutinas había seguido para mantenerse en forma durante el embarazo y, debido a este motivo, tuvo que mantener reposo absoluto. Meses después, gracias a que cumplió las recomendaciones de su médico, todo salió bien y pudieron dar la bienvenida a su hijo Matteo en la clínica madrileña Ruber Internacional.

 

 

Rosanna ha relatado todo el parto de una manera muy natural. “Decidí usar la epidural porque me dieron un consejo ‘si existe algo que quite el dolor, ¿por qué no utilizarlo?’. La pedí con 6 centímetros”, ha relatado. Y como no podía ser de otra forma, Bisbal estuvo todo momento con ella. “David estuvo conmigo todo el tiempo, ayudándome, cuidándome, viviendo la experiencia porque era increíble. Gracias a Dios contamos con un médico que queremos muchísimo y que me dio la tranquilidad, que supo llevar mi embarazo de la mejor manera, sobre todo después de la amenaza de aborto que pasamos. Respetó mucho nuestros deseos. Fue una experiencia muy bonita y por eso la repetiría”. Y es que, Rosanna es una mujer fuerte que ahora disfruta junto a David de su pequeño, el cual cumplirá un añito el próximo mes de abril.

Continúa leyendo