Rose McGowan, obligada a vender su vivienda por Harvey Weinstein

La actriz estadounidense fue una de las primeras famosas que denunció al productor por acoso. Los gastos del juicio le obligaron a vender su vivienda.

Rose McGowan

Nada parece poder parar a la ex protagonista de la serie Embrujadas. Denunció con determinación el pasado año el acoso que había sufrido por parte del productor Harvey Weinstein (acusado por más de 70 mujeres) y se negó a aceptar el chantaje y el silencio. Rose McGowan se defendió con dignidad del acoso sin piedad perpetrado durante varios años en el ámbito de Hollywood. Lejos de dejar el caso en el aire, la artista decidió ir hasta el final del juicio contra el que intentó abusar de ella, a toda costa. Para hacer frente a los gastos de justicia, no tiene más remedio que poner a la venta su casa estimada a unos dos millones dólares. Este anuncio tan sorprendente como llamativo fue realizado ante la asamblea de la 'Tele­vi­sion Critics Asso­cia­tion': "Tengo que vender mi casa ahora para pagar los gastos de justicia con el objetivo de derrotar a este monstruo".

Además del proceso legal, la actriz produjo el documental Citizen Rose, que se emitirá en el canal E! el próximo 30 de enero, con el objetivo de contar su propia versión de la historia con el productor, cuyo nombre no pronunció. Está además a punto de publicar un libro titulado Brave (ya disponible en pre-venta). 

Críticas

La actriz, primera en revelar el acoso, se mostró especialmente crítica con algunas de sus compañeras de oficio. El pasado 16 de diciembre, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que explicaba que actrices como "Meryl Streep trabajaron felizmente con el Monstruoso Cerdo y llevarían negro en la ceremonia de los Globos de Oro silencionsamente". Sus palabras fueron explícitas: "Vuestro silencio es el problema. Desprecio vuestra hipocresía. Quizá deberíais llevar una prenda de Marchesa (la firma de moda creada por Georgina Chapman, la ex esposa de Harvey Weinstein)." Muy comprometida con la causa, deberá seguir luchando a lo largo de este año porque se haga justicia. 

CONTINÚA LEYENDO