Sonsoles Ónega da la última hora de Ana Rosa Quintana

La periodista ha sido galardonada con un premio femenino y aprovecha para hablar del estado de salud de su compañera.

Sonsoles Ónega recoge un nuevo premio. Esta vez ha sido el festival WowWowWoman el que la ha reconocido como referente contemporáneo de empoderamiento femenino, aprovechando la Semana de la Mujer, con el 8M como epicentro. Un galardón que recibe con emoción y entusiasmo: “Es un premio que reconoce lo que hago, pero que quiero dedicárselo a todas las chicas de mis dos programas, que son mujeres jovencísimas, que vienen apretando muy fuerte por detrás, con toda la pasión, las ganas, que es lo que necesitamos en el día a día de esta profesión nuestra, tan esclava”.

La periodista, que mantiene una actividad frenética estos últimos meses, reconoce que conciliar dos programas en antena es algo complicado. “Apelas a la comprensión de tus niños, que entiendan que una madre feliz es garantía de que vas a educar en felicidad también. Es complicado, pero es lo que toca y la verdad es que los dos programas son un reto diario apasionante al que no renunciaría por nada del mundo”, ha confesado. Sin embargo, este nuevo reto profesional lo coge con muchas ganas y asegura que no lo cambiaría por nada. “Somos teloneros de los Informativos Telecinco a las 15:00 y a las 21:00, y eso deposita sobre los equipos una responsabilidad tremenda y cada día intentando estar a la altura y arañando datos de todas partes, porque es verdad que navegamos entre tiburones en todas las cadenas, pero bueno, con todas las ganas”, ha asegurado.

Sonsoles Ónega
Gtres

Y hablando de profesión, varios meses después de que Ana Rosa Quintana abandonara su programa por padecer cáncer de mamá, Sonsoles ha reconocido echarla mucho de menos y ha dado algunos detalles sobre su estado de salud: “Está divininamente, tiene una fortaleza extraordinaria. Cuando Joaquín despide su programa todos los días mandándole un beso yo me sumo en silencio porque estamos deseando que vuelva. Tenemos todos una sensación de orfandad de la que no nos despojamos, que nos invadió el día que se fue, y esperándola estamos con los brazos abiertos porque se nota mucho su ausencia”. Aunque su amiga y compañera ya no participa en las emisiones, sigue cotidianamente pegada a la televisión. “Ana Rosa está en todo, ve todos los programas y está permanentemente alerta, así que no se está perdiendo nada de lo que está pasando”, ha destacado Sonsoles.

Con el Día de la Mujer como centro de la cuestión, la que fuera reportera de Cuatro ha reconocido no haber sufrido desigualdad a lo largo de su trayectoria profesional: “La verdad es que no, y siempre lo digo, he tenido la suerte de trabajar en empresas que han sido muy sensibles a la necesidad de conciliar ambas cosas o, al menos, a que no renunciáramos las mujeres a nada, ni a nuestra carrera profesional ni a nuestra vida personal, en mi caso, formar una familia”. No obstante, ha querido mandar un mensaje de lo más reivindicativo: “Yo creo que cada día tenemos que seguir reivindicando que las reglas del juego no nos penalicen, que las mujeres no lleguemos agotadas a la misma meta que llegan los hombres, que no tengamos que atravesar barreras que solamente vemos nosotras por esas reglas del juego de la sociedad, que nos sigue mirando a veces un poco mal cuando queremos hacerlo todo, y todo bien”.

Sonsoles Ónega
Gtres

El WowWowWomanFest es un festival inclusivo, para todos los públicos y géneros, en pleno centro de Madrid y en el que se podrá disfrutar de espectáculos de danza, teatro y música, pero también de encuentros de arte, moda, literatura, ciencia y comunicación.  Este pasado jueves 10 se celebró la gala de premios, con varios nombres sobresaliendo por encima del resto, al margen del de Sonsoles Ónega. La empresaria china, Margaret Chen (Premio a la trayectoria empresarial internacional), ingeniera industrial e informática y enfocada en comercio exterior con una brillante carrera empresarial. La música también tuvo su cuota de protagonismo, con la reina del ballet flamenco a nivel mundial, Sara Baras (Premio Artes Escénicas). Otros trofeos fueron a parar a manos de la cocinera Pepa Muñoz (Premio Gastronomía), propietaria del reconocido restaurante de Madrid “El Cuenco de Pepa, Pepa Bueno Fidel (Premio Moda), especializada en historia del diseño, ha hecho su carrera profesional en el ámbito de la prensa femenina y de moda tras pasar por Woman, Elle o Yo Dona es un referente de la moda en nuestro país. La coleccionista Alexandra Fierro (Premio Artes Plásticas) desde hace diez años promueve el arte emergente contemporáneo liderando la Feria Just Mad en la capital. Por otro lado, fueron reconocidas también la madrileña Joana Pastrana (Premio Deportes) campeona del mundo de peso mínimo, en hasta tres ocasiones, así como la empresaria Remedios Sánchez (Premio a la trayectoria empresarial española), primera mujer creadora de una empresa del sector de embutidos con nombre de mujer.

Continúa leyendo