Vídeo de la semana

Tamara Falcó: esta es su reacción tras haberse saltado el confinamiento

La futura marquesa de Griñón ha sobrepasado el toque de queda impuesto en Madrid hasta en tres ocasiones en una semana.

Mientras se resuelve la oficialidad de su título de marquesa de Griñón, Tamara Falcó vive ajena a la resolución que la otorgue el marquesado heredado de su padre, y está disfrutando al máximo de su recién estrenada historia de amor con Íñigo Onieva. Aunque todo apunta a que llevan saliendo varios meses, lo cierto es que están viviendo esta primera etapa como dos quinceañeros, y está siendo habitual verles compartiendo románticas veladas solos o en compañía de otros amigos, testigos de esta nueva felicidad de la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó. El enamoramiento es tal, que parece que al día le faltan horas para poder estar el máximo tiempo posible juntos.

El toque de queda impuesto en Madrid -desde las doce de la noche hasta las 6 de la mañana- no hace más que acortar las salidas de la nueva pareja del momento, pero a tenor de sus últimas reuniones entre amigos, parece que esto no va con ellos. Han sido hasta en tres ocasiones las que Tamara se ha saltado el confinamiento en una semana. Pero estar enamorado es lo que tiene, que no entiende de fronteras físicas y ni mucho menos de confinamientos perimetrales. Pero Falcó no es ajena a las recomendaciones de los responsables de la Comunidad de Madrid y, aunque se lo recuerden los periodistas que siguen sus pasos, la ganadora de ‘Masterchef Celebrity 4’, solo responde con el silencio.

El domingo Tamara salió a cenar con una amiga, abandonando el local a las doce de la noche como ella misma reconocía, mientras acudían a recoger el coche en el que regresar a sus respectivos domicilios. Y es que parece que la futura marquesa ha aprendido la lección después de una semana en la que el toque de queda no ha entrado dentro de su horario para volver a casa, aunque en esta ocasión también iba tarde. De doce a seis de la mañana, según dice la Ley, hay que estar ya en casa. Pero qué son unos minutos comparado con saltarse el confinamiento en menos de 48 horas y sobrepasar el toque de queda en más de una hora.

El pasado martes, días después de conocer esta nueva relación de la experta en moda con Íñigo Onieva, hermano de la actriz Alejandra Onieva, Tamara se saltaba el confinamiento para cenar junto a su amor y otra pareja de amigos en La Moraleja. Una de las zonas confinadas solo 24 horas antes debido a la tasa de incidencia de la COVID-19. Besos, arrumacos y gestos de cariño entre ellos fueron la tónica de la velada de esta primera cita juntos después de que saltara la noticia de su noviazgo.

Al día siguiente los dos volvieron a verse, aunque en esta ocasión quien hizo el viaje fue Íñigo, que prefirió saltarse el confinamiento y reunirse con su chica y otros amigos en una vivienda del centro de la capital. Velada que terminó, al menos para ellos, pasada la una de la mañana. Dicen que por amor se hacen locuras, y Tamara Falcó no va a ser menos y así está viviendo su nueva ilusión, contra viento, marea y toque de queda.

Continúa leyendo