Vídeo de la semana

Tamara Falcó se viste de Isabel Preysler y pretende modernizar su elegancia

Tamara Falcó ha confesado que el vestido que llevaba era de su madre, pero ella y Juan Avellaneda lo han customizado hasta convertirlo en lo que ellos querían que fuera

Tamara Falcó
Gtres

Tamara Falcó se ha saltado sus propias normas. Ella misma fue la que no hace mucho, en una entrevista, confesaba que no le gustaba hablar de su faceta como diseñadora en los photocalls, era algo que prefería mantener al margen, sin embargo, ayer no pudo ser. Y es que ahora está inmersa en una colección capsula con Juan Avellaneda, su compañero de MasterChef y las preguntas, al verles vestidos en conjunto, fueron inevitables.

Tamara Falcó y Juan Avellaneda
Gtres

Ambos llegaron brillando, con el sello del diseñador, y  Tamara no tuvo reparo alguno en confesar que el vestido que llevaba era en realidad de su madre, un modelo clásico al que ellos, con algunos retoques han dado un toque más navideño, “este vestido que era un clásico, se lo puso mi madre, y entre los dos, con las ideas de Juan le hemos dado un look más navideño” afirma orgullosa.

Tamara Falcó
Gtres

Pero no es de lo único que se siente satisfecha, su paso por Master Chef Celebrity está siendo todo un éxito y la clave es que se lo tomó muy en serio, “es un reto, no solo por lo que supone conocer el mundo de la hostelería, también por lo que supone competir y estar delante de las cámaras…” y añade, “cuando me embarco en algo me gusta tomármelo en serio y vi a mis compañeros y me puse manos a la obra, todo el tiempo me lo pasaba cocinando”.

Lo único que de momento no le sonríe es el amor, pero no parece preocupada, “yo soy feliz, pero es verdad que yo creo que en pareja… yo veo a mi hermana que está super feliz en su matrimonio… pero también veo a gente que está casada y no está feliz…”. Sobre su hermana Ana y sobre todo su sobrino Miguel, se deshace en halagos, “es ideal, y mi hermana entregada y Fernando también, da gusto verlos, con el niño a todas partes, viajan con él… Esa parte es absolutamente preciosa, que la familia no se haya dividido, estén siempre juntos y se tomen el mundo por montera”.

Continúa leyendo