Tamara Falcó vuelve al trabajo tras su último varapalo

La hija de Isabel Preysler se ha reincorporado a “El Hormiguero” después de la reciente muerte de su tío, Fernando Falcó.

Los últimos meses han sido complicados para Tamara Falcó. La hija de Isabel Preysler perdía a su padre hace siete meses a causa del coronavirus y poco después era el marido de su hermana Xandra quien fallecía de manera repentina. La joven, que en breve será marquesa de Griñón por expreso deseo de su padre ha retomado su participación en “El Hormiguero” apenas dos días después de enfrentarse a otro duro golpe. Su tío, Fernando Falcó, marqués de Cubas fallecía a principios de esta semana tras un tiempo ingresado. Una dura noticia para toda la familia, que vive sus horas más bajas.
Tamara se ha reincorporado a su trabajo como colaboradora en el popular espacio de televisión veinticuatro horas después del entierro de su tío, para participar en el debate que cada semana protagoniza junto a Nuria Roca y Juan del Val. Pese a las complicadas circunstancias por las que está pasando, la hija de Isabel Preysler se ha mostrado tranquila y serena y no ha perdido la sonrisa en ningún momento.

Tamara Falcó
Gtres

A su entrada en plató, Pablo Motos le ha preguntado cómo se encontraba, a lo que Tamara ha respondido con un escueto “bien”, sin entrar en más detalles. Haciendo gala de una inmensa profesionalidad, la joven incluso ha participado en el baile que da comienzo cada día el espacio. La hija de Isabel Preysler ha conquistado una vez más a la audiencia con algunas de las anécdotas de su día a día. Tamaraha contado que la carpa que está instalada en el jardín de su casa mientras se reforma la cocina no pasa por su mejor etapa, debido a las fuertes lluvias, pero que, por suerte, ya queda poco para que terminen las obras.
 
Uno de los temas candentes de la velada ha sido la reciente declaración del Papa Francisco sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Juan del Val ha criticado la actuación del Pontífice, a lo que Tamara ha respondido: “Con mi Papa no, eh”. La hija de Isabel Preysler ha asegurado que le parece muy bien todo lo que está haciendo y manifiesta estar de acuerdo con el Papa Francisco en lo que respecta a este tipo de uniones civiles.
 
Tamara ha contado que tuvo la oportunidad de conocer al Papa en una ocasión durante una gala y que incluso le regaló un rosario. La futura marquesa de Griñón ha dicho que al Pontífice no le gusta nada el papel que desempeña, porque le gusta estar con la gente.

Continúa leyendo