Tamara Gorro vuelve a sonreír y no descarta una reconciliación con Garay

La influencer ha atravesado un desierto en forma de depresión pero afortunadamente empieza a ver la luz al final del túnel.

Tamara Gorro está de vuelta. No es que haya regresado de ningún lugar sino una manera metafórica de explicar que está consiguiendo ser ella misma de nuevo. Atrás empieza a quedar una etapa muy negra para ella en la que tocó fondo. La depresión, la ansiedad y los tratamientos psiquiátricos derivados han marcado negativamente su día a día. Este proceso también ha terminado con la separación de su marido, Ezequiel Garay, por mucho que ella prefiera no hablar de ” ex”.

Después de un gran trabajo propio y de ponerse en manos de expertos, la excolaboradora de televisión anuncia que ha resurgido de sus cenizas. Si bien todavía le queda camino por delante, los avances son ya considerables. En este sentido, viajar al extranjero un tiempo le ha servido para observar desde fuera, con perspectiva y con distancia todo lo que se le venía encima, un viaje según ella “muy necesario, obligatorio”, que le ha hecho volver con las pilas cargadas, y lo que es más importante, con ganas de seguir adelante.

Tamara Gorro
Gtres

Ha salido, ha bailado, ha reflexionado y se ha recuperado. Tamara Gorro se siente más fuerte para hablar de su situación tras un tiempo muy convulso. A través de una entrevista con la agencia de prensa Gtres, confiesa que “todavía no estoy recuperada porque esto es muy lento, pero estoy con ganas. Siempre las tuve, lo que pasa que a veces aunque quieras no… Hay dos niños, he vuelto al trabajo, he vuelto a la peluquería, he vuelto a no tener miedo, he vuelto a la vida y como dije, la echaba mucho de menos”. Mejor noticia, imposible.

Una de sus grandes fortalezas para salir adelante son sus hijos, fruto de su matrimonio con el exfutbolista. ¿En qué punto se encuentra su relación? Hay que recordar que ambos comunicaron su ruptura el pasado mes de enero: “Como lo veis. Bien, bien, bien. Nunca he estado mal”, empieza diciendo la segoviana sobre este asunto.

Las sospechas sobre la posibilidad de que se den una segunda oportunidad han empezado a surgir, sobre todo porque desde que se separaran no han dejado de verse juntos: “Yo creo que debemos seguir manteniéndonos unidos por los niños. Creo que a no ser que haya algo grave los niños es lo más importante del mundo. Y si hacemos cosas para pensar por nosotros mismos, para ser felices, ¿no lo vas a hacer por tus hijos.? Y yo estoy levantándome por ellos, porque por mí probablemente no tendría fuerza”, explica Gorro.

La propia Tamara no descarta la posibilidad de tener una reconciliación sentimental con el padre de sus hijos, Shaila y Antonio: “A mí me da rabia cuando decís el ‘ex’, ¿por qué el ex?”, comenta. “Estos son espacios de la vida y el tiempo dirá y el tiempo dirá todo. Que no siempre hay que acabar mal”, prosigue. La puerta para volver a estar juntos está más abierta que nunca: “Yo siempre lo he dicho yo llevo el anillo, él lleva el anillo, ya no sabemos qué pasará. Yo no voy a entrar nunca más a contar en qué momento estoy, ni cómo estamos, ni lo que se ve y nos ocultamos”.

Mucho más enfadada se muestra cuando se le recuerda que hubo quien habló de terceras personas en el matrimonio: “Yo respeto el trabajo de todos, pero cuando vienen personas a subirse a un carro, ahí ya tienes que cortar. Quiero lanzar un mensaje. Cuando hay alguien que está mal, hay que aplaudirlo, hay que alegrarse por ver a esa persona disfrutar, porque hay momentos muy jodidos, muy complicados, muy malos y eso nadie lo sabe”, explica con contundencia.

Tamara Gorro
Gtres

Otro buen síntoma de que está volviendo a recuperar la alegría y su normalidad es que hace una semana la vimos acudir de nuevo a un photocall. Fue para la presentación de un nuevo restaurante en Madrid. Allí, Tamara Gorro lució un aspecto radiante, con su melena lisa y un look muy favorecedor que estilizaba su silueta. Aquel día era su vuelta a la vida pública y no pudo ocultar cierto pavor: "Estoy nerviosilla, pero tengo que hacerlo, tengo que salir, maquillarme, irme con mis hijos... Es que si no, ¿qué hago?". Su estado mental ha afectado a su peso. "Me he quedado en los huesos, perdí siete y ahora he perdido nueve", comentaba.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo