Temor al divorcio: la boda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva en suspenso por el pasado de la pareja

La hija de Isabel Preysler habla acerca de su relación con el joven empresario y por primera vez confiesa el miedo que siente ante tal compromiso.

En una entrevista concedida a la revista Lecturas, la hija de Isabel Preysler ha confesado por primera vez el miedo que siente ante un compromiso tan importante para ella como lo es el matrimonio. Una Tamara Falcó que, a pesar de ser muy criticada en redes por sus polémicas declaraciones sobre la guerra en Ucrania; pronto podría convertirse en la sustituta de Nuria Roca como presentadora sustituta de El Hormiguero 3.0.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Gtres

Tamara Falcó ha vuelto a ser noticia. La hija de Isabel Preysler ha querido dejar clara su posición ante los rumores de una posible boda con su actual pareja, el diseñador de coches Íñigo Onieva. La marquesa de Griñón ha confesado por primera vez el miedo que siente ante el hecho de casarse, aunque no descarta la idea del matrimonio. “Quiero casarme, pero Íñigo y yo venimos de padres separados y eso te hace ser cauto” comentaba esta semana en Lecturas. Una Tamara Falcó que ha querido aprovechar su entrevista con la conocida revista para hablar acerca de los rumores que, desde hace meses, vinculan a su pareja con otras mujeres. Una supuestas infidelidades que la propia Tamara se ha encargado de desmentir en varias ocasiones.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva mantienen desde su comienzo, una discreta relación. Desde que se conocieran a finales de agosto de 2020, el joven empresario ha querido mantenerse alejado de la prensa. Tanto es así que, hasta el pasado mes de abril; no existía una sola foto de la pareja. Un Íñigo Onieva que tampoco parece ser muy amigo de la televisión; donde hasta ahora solo hemos podido verle en una ocasión, mientras acompañaba a su novia en una de sus apariciones en El Hormiguero 3.0, a finales del pasado año.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Gtres

Una pareja que, a pesar de los rumores, parece vivir un gran momento sentimental. Por mucho que les pese a los que intentan romper su relación, la hija de Isabel Preysler y el empresario siguen muy felices y más unidos que nunca. “Con Íñigo todo viento en popa, a pesar de que se empeñen, sí”, aseguraba la socialité. Y es que parece que la marquesa de Griñón no piensa dejar que ningún rumor empañe esta bonita relación: “Lo llevo con serenidad. Es algo a lo que no hacemos caso”. Una Tamara Falcó que, de esta forma, se muestra muy segura de su relación; aunque parece que todavía tendremos que esperar algún tiempo para la boda.

Y es que, si hay algo que nadie puede negar, es la confianza que la hermana de Ana Boyer tiene en su pareja. Una fe tan grande como la que le une a su Virgen de la Alegría. Una devoción que le jugaría una mala pasada hace unos días. La marquesa de Griñón acudía como cada semana, al programa El Hormiguero 3.0, donde es una de las colaboradoras habituales. Una intervención que aprovechó para dar su opinión acerca de uno de los temas candentes de la actualidad: la guerra en Ucrania. Una guerra para la que la hija de Isabel Preysler parece tener una solución muy sencilla, que no dudó en hacer pública: “El Papa ayer convocó un rosario y nosotros lo rezamos en mitad de la sierra y todo eso. Ya sé que hay mucha gente que puede que no se lo crea, pero, bueno;  es una opción que igual hay que probar”. Una Tamara que, ante la incredulidad de Pablo Motos tras su respuesta, añadía un “Si, rezar”. Unas declaraciones con las que la socialité consiguió revolucionar Twitter en pocos minutos.  

Tamara Falcó
Gtres

Una Virgen que está muy presente en la vida de Tamara Falcó. Hace unas semanas, la marquesa de Griñón presentaba oficialmente su colección cápsula de joyas para la firma Tous. Unas piezas diseñadas por la propia Tamara con imágenes de la Virgen. Aunque la colección salió a la venta en noviembre, no se ha presentado hasta comienzos de marzo. Una colección que tuvo un gran recibimiento desde su lanzamiento; y es que fue tal el éxito que se agotó en los primeros días. Un éxito que parece seguir creciendo con cada una de sus intervenciones en El Hormiguero 3.0.

El pasado miércoles, la mismísima Nuria Roca dejaba caer la idea de que la joven empresaria pudiera reemplazarla en un futuro, en su papel como presentadora suplente de Pablo. Todo ocurrió en una conversación a tres que mantenían la propia Tamara con Nuria y su marido Juan del Val. El escritor se encargó de dar un toque de humor a la conversación al comentar: “Tamara cuidado con Nuria, que parece que se quiere quedar sola en el programa” algo a lo que rápidamente respondió la presentadora, añadiendo: “O cuidado, que puede que sea Tamara la que se quede sola”.

Continúa leyendo