‘The Crown’: la impresionante historia de superación de Olivia Colman

De asistenta a ganadora del Óscar. Así consiguió Colman convertirse en la estrella de ‘The Crown’

Olivia Colman
Netflix

Cuando Peter Morgan creó ‘The Crown’, puede que no imaginase que su visión de la monarquía británica a través de los ojos de Isabel II acabaría convertida en un fenómeno social. Netflix acaba de estrenar la tercera temporada (aún queda una cuarta) de esta exitosa serie. Una de las cosas que merece una atención aparte es la interpretación de la Reina que hace Olivia Colman.

La vida de esta actriz, natural de Norwich (Norfolk, Inglaterra) dio un vuelco este 2019. A sus 45 años logró ganar un premio Óscar a Mejor Actriz por su magnífico papel como Ana de Inglaterra en ‘La favorita’. Poco después le llega un elogio generalizado por su mimetización con la reina más famosa de las monarquías europeas. Pero no todo fue sencillo ya que hasta conseguir su sueño, Olivia Colman tuvo que recorrer un largo camino del que se acordó a la hora de recoger su trofeo. "Solía trabajar como limpiadora, me encantaba ese trabajo. Pasé mucho tiempo imaginándome esto (triunfar en el cine)".

Olivia Colman
Gtres

De madre enfermera y padre supervisor de obra, nadie le ha regalado nunca nada a Colman. Empezó a explorar las tablas de la interpretación cuando a los 16 años hizo una obra de teatro. No le dio continuidad y empezó Magisterio en Cambridge, carrera que acabaría dejando al no llenarle nada. Retomó las artes sin salir de Cambridge mientras limpiaba edificios. Allí conocería a David Mitchell y a Michael Webb, dos de los mejores cómicos británicos, y Ed Sinclair, el escritor que acabaría convertido en padre de sus tres hijos y con quien se casó en 2001.

El año 2000 supuso su salto definitivo a la televisión, que no abandonaría pese a las múltiples tentativas que Hollywood hizo de llevarla a la primera línea. Finalmente, se dejó embaucar para grabar ‘Langosta’ (2015) y ‘La favorita’ (2018). Resulta cuanto menos curioso que una actriz confesa votante de izquierdas haya conseguido su punto álgido de fama tras meterse en la piel de dos reinas, pero no hay mal que por bien no venga: "Lo cierto es que, como siempre he sido de izquierdas, nunca había pensado demasiado en su figura, tan misteriosa, tan noble. Pero desde que me metí en esto, me he obsesionado con ella. Es increíble. La adoro", confiesa Colman.

Olivia Colman
Netflix

Muy elogiada ha sido su capacidad para adquirir un rostro hierático e impasible al más puro estilo Isabel II, pero todo maestrillo tiene su librillo y la propia Olivia da las claves: "La interpreto como interpretaría a una mujer que se ha visto obligada a hacer algo que no quería hacer, es decir, yo amo mi trabajo, y he podido decidir dedicarme a él, ella no, ella simplemente ha tenido que aceptar hacerlo. Admiro su fortaleza, su nobleza, y la forma, tan humilde, en que ejerce su poder. Y admiro su silencio, que permite que los demás se pongan en evidencia solos". Ha nacido una estrella.

Continúa leyendo