Todas las claves del polémico matrimonio de la Miss Rusa con el rey de Malasia

La modelo ha revelado en una entrevista para el canal ruso ‘Channel One’, nuevos detalles de su turbulento matrimonio con Mohammed V.

Rey de Malasia, Miss Rusa
Instagram

En junio de 2018, el rey de Malasia protagonizó uno de los matrimonios más turbios de la historia de la realeza internacional. Mohammed V se casó, por sorpresa para todos, con Oksana Voevodina, una modelo rusa de 25 años. La joven cambió de vida radicalmente, se convirtió al islam y pasó a llamarse Rihana Petra.

Dos meses después de este enlace matrimonial tan inesperado, el sultán, de 49 años, anunciaba su abdicación para poder vivir en paz su relación sentimental con la modelo, sin tener que preocuparse por ninguna de sus responsabilidades reales. En 2019, ambos se convertían en padres de su primer hijo, León.

Pocos meses después de su boda, y con un bebé de por medio, la pareja decidió seguir caminos diferentes, divorciándose y poniendo punto final a su relación. Mohammed V renegó de la joven y no reconoció a León como uno de sus hijos y, por tanto, como uno de los herederos reales.

Con todos estos frentes abiertos, la modelo rusa ha concedido una entrevista a uno de los canales de su país de origen, Rusia, donde se sincera y cuenta sorprendentes revelaciones sobre algunos de los motivos de su divorcio con Mohammed V.

La joven ha contado que la infidelidad ha sido una de las causas principales de su divorcio. Oksana ha revelado que, tan solo dos días después de su boda, se enteró de la existencia de terceras personas en su relación con el sultán; “mi esposo estaba en el baño. Su teléfono sonó, mostrando el contacto de un tal Bob. Estaba segura de que era un amigo estadounidense que quería felicitarnos por la boda. Contesté al teléfono y escuché una voz femenina histérica que me gritaba: ¡Soy su esposa y nunca te atrevas a atender el teléfono de mi esposo!”.

Además, la expareja de Mohammed V ha expuesto alguno de los datos identificativos de la mujer que le respondió al teléfono ese día; afirma que era Checa y que el nombre que adaptó al casarse con el Sultán fue Diana Petra.

“Salió del baño y le pregunté qué estaba pasando. Cogió el teléfono y entró en otra habitación. Al rato salió y me dijo que era su exmujer, quien no sabía nada de mí, por lo que se mostró molesta. También me comentó que algunas cuestiones sobre propiedades aún no se habían resuelto entre ellos”, contaba Oksana.

Según cuenta ‘Daily Mail’, la modelo teme por su vida y por la de su hijo León, y pidió al canal ruso realizar la entrevista en un lugar seguro. La modelo considera a su hijo como el futuro rey de Malasia y exige que Mohammed le reconozca como uno de sus hijos y, por lo tanto, como uno de los herederos al sultanato. Por otro lado, el sultán sigue cuestionando sobre la paternidad biológica del pequeño León.

Continúa leyendo