Toy Boy bate récords en su aterrizaje en Netflix

Netflix devuelve la vida y el éxito a ‘Toy Boy’, una producción ya emitida en Antena 3 que no había terminado de conquistar a los espectadores

Una vez más, Netflix se corona con la emisión de una serie ya televisada. Después de que la plataforma de entretenimiento más famosa a nivel mundial lograra sacar partido a otros exitazos españoles, como ‘Mar de plástico’ o ‘Vivir sin permiso’, ha vuelto a pisar fuerte con la presentación de ‘Toy Boy’, en la que los actores Jesús Mosquera, Cristina Castaño y María Pedraza protagonizan una historia de crímenes y strippers.

Lo cierto la serie ya logró tener medio millón de espectadores de audiencia cuando fue producida por Atresmedia a mediados de diciembre, cuando debutó con un 13’6% de share y 1849000 espectadores que fueron disminuyendo a medida que sucedían los capítulos, culpa del éxito rotundo de ‘Masterchef Celebrity’ con la participación de Tamara Falcó. Esta fue una colaboración con Plano a Plano para su emisión en Antena 3, pero el boom se hizo más fuerte aún al añadirse al catálogo de series de Netflix, donde los suscriptores podrán disfrutar de ella en cualquier momento que lo deseen. Los 13 capítulos de ‘Toy Boy’ han hecho que se coloque entre los primeros puestos de las ficciones más vistas de la plataforma, al ser uno de los estrenos más esperados del mes de marzo.

Reparto Toy Boy
Gtres

Gracias a la ‘segunda oportunidad’ que le ha ofrecido Netflix, ha conseguido traspasar las fronteras nacionales llegando a ser número 1 en Marruecos, Brasil e Israel, y manteniéndose en los puestos punteros de ficciones de Argentina, Chile y Costa Rica. La historia cuenta la vida de Hugo Beltrán (Jesús Mosquera), un guapísimo stripper despreocupado por su futuro que se despierta una mañana en un velero al lado del cadáver quemado del marido de su amante Macarena (Cristina Castaño). Hugo está seguro de que no es el asesino, pero el escenario del crimen hace que sea condenado a quince años de cárcel. En prisión recibió la visita de la abogada Triana Marín (María Pedraza), que se ofrece a ayudarlo. Gracias a ella consigue salir de la cárcel, pero ambos comienzan a trabajar juntos para desenmascarar la verdadera trama del crimen. Esta unión se convierte en una de las más efectivas por su rareza, ya que ella es una abogada brillante y trabajadora, mientras que él está considerado como un asesino y su trabajo como stripper no ayuda a que su imagen se vea mejorada.

Aunque no desvelaremos el final de la historia, el éxito que ha alcanzado en la plataforma de Netflix nos recuerda mucho al que sufrió ‘La Casa de Papel, una producción que en su emisión televisiva paso mucho más desapercibida que cuando se volvió a publicar en la famosa empresa del entretenimiento.

Continúa leyendo