Blanca Suárez al descubierto

Entrevistamos a Blanca Suárez y nos habla de su nueva película "Mi gran noche".

Blanca Suárez al descubierto

No es tarea fácil averiguar quién es Blanca Suárez (Madrid, 1988) al margen de su trabajo como actriz. Su imagen se multiplica en las portadas, en la gran pantalla y en la pequeña, pero lo que hay detrás no está expuesto. En el intento de sacarlo a la superficie se hace necesario repreguntar e indagar hasta la incomodidad para tener alguna pista sobre lo que entusiasma o preocupa a Blanca Suárez cuando acaban las jornadas de rodaje con Álex de la Iglesia para su última película, Mi gran noche, o cuando se deshace de la aparatosa caracterización de Isabel de Portugal, personaje histórico al que interpreta en la serie Carlos V, Rey Emperador. Puede que la dificultad de encontrar los detalles de su personalidad tenga que ver con el aplastante verano madrileño y con que lleva "tres meses sin parar y sin tiempo ni para vivir". Algunas pistas van emergiendo: es perezosa, algo obsesa de las agendas, se deja llevar por los sentimientos, le inquieta el poder de las redes sociales y es fan de Indiana Jones.

 Su gran noche

Blanca está en un momento dulce y frenético, en pleno rodaje de la serie de Televisión Española Carlos V, Rey Emperador, protagonizada por Álvaro Cervantes, con quien ya trabajó en la serie Los nuestros. Casi a la vez, Mi gran noche llega a los cines el próximo 23 de octubre y el reparto es como una reunión de viejos amigos del director Álex de la Iglesia: Mario Casas, Santiago Segura, Carlos Areces, Pepón Nieto o Terele Pávez, pero con una sonada excepción. Que Raphael está entre ellos. "Supe del proyecto a través de algunos compañeros y de repente apareció mi nombre. Te hablan de la locura de trama, de Raphael y te quedas sorprendida. Me encantó desde el principio".

Pero aquí la pregunta de las preguntas: ¿cómo es trabajar con Raphael? Eduardo Casanova, que también trabaja en la película, respondió algo que me gustó mucho. Dijo que tenemos un concepto erróneo de lo que es una estrella. Que no es alguien caprichoso, que pone problemas y que no saluda al llegar al rodaje, sino exactamente lo opuesto a eso. "Una verdadera estrella es Raphael".

 

Blanca Suárez al descubierto

Futuro y pasado

Blanca no termina de verse en Hollywood, le gustaría vivir la experiencia, menciona que le encantaría hacer una superproducción de acción a lo X-Men por lo diferentes que son ese tipo de rodajes a lo que ha hecho hasta ahora, que le encanta Natalie Portman como actriz y François Ozon como director, pero opta por el "si tiene que llegar, llegará". Su estrategia consiste en moverse con la marea. "Yo no tengo un proyecto soñado. Cuando deseas hacer esa película ideal, te estás llevando la imaginación a lo que sabes hacer muy bien y eso no es lo que quiero. Sé que hay cierto tipo de secuencia que resuelvo de puta madre. Pero lo que me interesa es tener que apañármelas".

 Afirma que nunca se ha sentido superada por la profesión, pero sí ha vivido épocas de estrés extremo en las que ha sentido que su cabeza no daba para más. "Puede que haya habido una sola vez en todos estos años que haya dicho 'no puedo más'. Se juntaron muchas cosas personales y profesionales. Esta profesión no se queda en el set de rodaje. Tú puedes ser capaz de olvidarte pero la gente que te rodea no te deja desconectar".

La sesión de maquillaje y nuestra charla llegan a su fin, Blanca se levanta y va hacia el espacio al que enfoca la cámara, su hábitat natural. "Mejor este perfil, ¿ves? Por el lado derecho parezco otra persona", indica con decisión. Y aquí, de forma súbita, se acaban las medias tintas.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS